Ruptura 'is here': Poco les ha durado el amor a Liam Payne y Cheryl Cole

Se veía venir. 

ROCIO ROBLEDO | CUORE.ES -

Liam Payne y Cheryl Cole no han pasado su mejor San Valentín. La pareja, desde hace días, se ve envuelta en una ola de rumores que no hacían más que anunciar su inminente ruptura. Y cuando decimos inminente nos referimos a que ya podrían haber cortado por lo sano y estarían buscando asesoramiento legal. ¡Vaya, qué pena!  

Pues sí, según las últimas informaciones, la pareja no atraviesa su mejor momento y el ex de 'One Direction' ya se habría puesto manos a la obra con un abogado para ver cómo apañan todo esto de separarse

Liam y Cheryl se convirtieron en papis hace once meses y sin duda el pequeño osito (sí, se llama Bear) es lo más importante para ellos, aunque por lo que hemos podido saber, ha sido Cheryl la que se ha ocupado más de criar a su hijo, motivo por el cual la pareja haya decidido poner punto y final.

"El problema es que Liam tiene que estar lejos muchas veces. Cheryl siempre ha entendido que tendría que trabajar duro y ausentarse, pero la realidad es que no es algo fácil de llevar. Esta relación cuelga de un hilo. Ambos están mal", ha contado una fuente cercana a ellos. 

Así que, de ser cierto que se separan, tendrían que ver cómo llevar la custodia del niño, eso y los dineros que comparten (54 millones de nada). "Liam ha buscado asesoramiento legal, pero todavía quiere que la cosa funcione. Es sensato estar preparado para todas las opciones. Con un hijo pequeño y una serie de ahorros entre ellos, hay más que una simple separación". 

Hace meses que no comparten fotos juntos en Instagram, síntoma sin duda de que la cosa no iba nada bien. La última, una foto de Liam en el Insta de Cheryl, que por lo que leemos, se la veía muy 'in love'. 

 

I had to .. I mean 👀 come onnnn 😩😍

Una publicación compartida de Cheryl (@cherylofficial) el

Aunque bien es cierto que Liam sí compartió una foto de su bebé por San Valentín en la que menciona a Chreryl. Vamos, que estos dos tienen un cacao que no saben por dónde cogerlo. 

¿Conseguirán salvar su relación o estaremos ya ante un Bustavarría?