GTRES

Muy fuerte: Leticia Dolera habla del abuso que sufrió con 18 años

Denuncia las agresiones sexuales durante su carrera. 

ROCIO ROBLEDO | CUORE.ES -

Cada vez son más las actrices que se atreven a denunciar casos de abusos sexuales en sus carreras cinematográficas. Tras el escándalo de Harvey Weinstein, del cual todavía siguen saliendo al luz testimonios, artistas españolas como Penélope Cruz (47) o Paz Vega han querido pronunciarse. Ahora, Leticia Dolera nos ha sorprendido con su relato. Una confesión que nos ha dejado heladas: sufrió abusos con 18 años, nada mas empezar en el mundillo del cine. 

Ella misma lo ha contado en un artículo que nos llena de rabia e impotencia al leerlo: "Tengo 18 años, son las 23:00 de las noche y estoy en la fiesta de despedida de uno mis primeros trabajos en el mundo audiovisual. Me siento feliz y adulta", comienza. Lo cierto es que su relato nos duele. 

Allí, un director de televisión se propasó con ella: "Siento una mano en el pecho, en MI pecho, juraría que en mi teta derecha. Bajo la mirada para ver de dónde ha salido esa mano indecente". En ese momento, Leti le recriminó esta actitud al hombre: 

"- ¿Qué haces? (Le digo al director). 

- Te toco la teta (me contesta). 

- No puedes hacer eso."

Ante el silencio de sus compañeros, la situación se agrava:

"- No puedes ir tocando las tetas a la gente (repito).

- Sí puedo, mira (y me vuelve a tocar)

-Eres un cerdo. "

Tras esto, ella salió corriendo a casa y se lo contó a su madre, quien la animó a denunciar: "Salgo de ese lugar lleno de cobardes y me voy andando a casa. Por el camino lloro de asco y vergüenza. En casa, se lo cuento todo a mi madre. Me dice que vamos a poner una denuncia, le digo que no quiero. Ella insiste, yo también. No quiero ponerla, siento que no es tan grave. ¿Una denuncia porque te toquen una teta?, pienso en ese momento. Pues Leti, me digo ahora, sí, una denuncia porque te toquen una teta sin permiso, una denuncia por agresión sexual, que es exactamente lo que ha sucedido". 

10 años más tarde volvió a sufrir otra agresión durante el rodaje de una película francesa cuando un compañero de escena le tocó el culo como si nada. ¡Increíble! 

"Es el escándalo machista vestido de normalidad. Quitémosle de una vez por todas el disfraz", termina Dolera. 

La solución no es el silencio, ¡denuncia!