GTRES

Leiva recuerda el accidente en el que perdió un ojo

Uno de los músicos que actuó en los Goya 2022

Tenía 12 años.

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

Leiva ha hablado de uno de los temas que más curiosidad ha generado desde que se hizo famoso, la falta de visión en su ojo izquierdo. El músico ha recordado un accidente sufrido cuando tenía 12 años.

Era un niño y sufrió un percance en el ojo izquierdo. Leiva se ha abierto durante una conversación sobre las cicatrices que te deja la vida. Marcas que, pese a lo traumáticas que puedan llegar a ser, siempre te enseñan algo. Esto es lo que opina el exlíder de Pereza, y el caso es que una situación tan desagradable como la vivida para él no supuso un problema. ¿Te lo puedes creer? Sin embargo, lo mismo no se puede decir de sus padres, quienes sufrieron muchísimo con la pérdida de visión de su hijo.

"Para ellos fue una cosa muy traumática, pero no para mí", dijo en una entrevista a ¡HOLA!. El caso es que Leiva era un chico "muy inquieto" que además tuvo la mala suerte de sufrir dos accidentes más o menos a la vez: se rompió un brazo por un lado, y por el otro perdió la visión con un disparo de una perdigonera.

"Automáticamente dejé de ver con ese ojo para siempre, pero yo lo único que quería era salir del hospital para jugar a la pelota. Que me dijeran que no iba a ver más pues no tenía esa dimensión (...): automáticamente salí porque yo quería vivir", confesó. Los que si se agobiaron fueron sus padres, claro.

Los años han ido pasando y ahora, tres décadas después del accidente, Leiva es más consciente de cómo le afectó la pérdida de visión en su ojo izquierdo. "Tuve que ir tranquilizando mi inquietud de todo y empecé a conectar con la música muy pronto, por lo que por ese traumático accidente seguramente hoy estemos aquí", expresó.

Cómo superó Leiva el trauma

No es fácil decirle a un niño de 12 años que no volverá a ver con sus dos ojos. Asimilarlo, tampoco. Y esto fue lo que le contaron: "Piensa que, de todas las cosas que puedes perder que tengas dos, ¿cuál es la menos importante? El ojo. Tu vida va a ser exactamente igual que era antes de ayer. Te va a costar un mes de adaptación", le dijo el trabajador de la ambulancia que lo trasladó al quirófano tras el accidente. 

Leiva reconoce ahora que aquellas palabras cambiaron para siempre su forma de pensar. Y tampoco pierde la esperanza de recuperar la visión perdida, dado el avance de la tecnología. Aunque no sabe si lo quiere: "Me parecería una locura, demasiada información", reflexionó.

Tags:

leiva,

ojo