KAB / GTRES

Laura Matamoros sabe que el dormir se va a acabar y... Tiene un problema

La hija de Kiko Matamoros tiene un sueño: dormir más de 4 horas seguidas, como tú y como yo

En la recta final de su segundo embarazo. 

ROCIO ROBLEDO | CUORE.ES -

Hablando de maternidad, no todo es tan bonito como lo pintan y seguro que tú lo sabes bien si tienes hijos o niños a tu alrededor. El día con niños no es fácil y la noche muchísimo menos, y si no que le pregunten a Laura Matamoros, que en la recta final de su segundo embarazo, tiene un problema de salud y de los gordos. 

¿Qué le pasa a la hija de Kiko Matamoros? Pues algo muy común que seguro que a ti, a tu prima y a tu vecina también le pasa y que muchas veces le quitamos importancia y no deberíamos. Laura tiene insomnio y esto le lleva por el camino de la amargura y no nos extraña. A ver quién es la guapa o el guapo que duerme sus ocho horitas del tirón teniendo niños pequeños en casa o embarazada. 

En el caso de Laura, a la influ ya le pesa la barriga y se le acumula el cansancio, ¡normal! Está a puntito de caramelo. 

Así lo contaba a sus seguidores de Instagram: "Llevo desde las 4 de la mañana despierta pero bueno esto es lo que me queda de aquí al final del embarazo. Aunque espero empezar a dormir bien otra vez porque son rachas y lo llevo fatal". Pues Laura... No te queremos hacer spoiler pero todo apunta a que cuando llegue el bebé vas a dormir menos todavía. No queremos quitarte más el sueño... 

Contenta pero no mucho.  

¿La solución que ha encontrado? Masajes relajantes. Pero vamos, que eso lo queremos nosotras también sin estar embarazadas. Un buen meneo para el cuerpo siempre es mano de santo para dormir del tirón, aunque en el caso de Laura, también para la retención de líquidos. 

"Estaba deseando que llegara este momento. Cada día me siento peor y con más retención. Gracias a estos masajes después me siento súper bien", ha asegurado. 

Si es que como para dormir bien, si entre el embarazo y los sustos que le da su pequeño Matías... Hace poco vivió un microinfarto en toda regla por la desaparición de su hijo. Cuenta la influencer que se encontraba en su nueva casa, lista para llevar al niño al cole. Iban juntos hacia el coche pero de repente ella se dio cuenta de que no tenía las llaves. Tuvo que volver a subir a casa por ellas. Hasta aquí todo bien, el problema es que mientras ella buscaba las llaves a Matías le dio por desaparecer.

Laura siempre ha comentado en sus redes sociales lo travieso que es el pequeño, por lo que no es de extrañar lo que ha contado. Le resulta difícil muchas veces controlarle, y esta vez aun más. Las llaves no aparecían, y su hijo, ¡tampoco! Menudos sustos...