GJN / GTRES

Tumor cerebral, enfermedad hereditaria... Laura Matamoros habla del peor momento de su vida

MARTA REQUEJO | CUORE.ES -

Como buena influencer que es Laura Matamoros está acostumbra a tener a sus seguidores bien informaditos de todo lo que hace en su día a día. Así, la hija de Kiko Matamoros contaba por 'stories' que tenía que ir al médico, en concreto, una revisión del oculista. Sus 'followers' se quedaban un poco extrañados ya que no sabían que Laura necesitase ir a estas consultas y claro, pronto se han pruesto a hacerle preguntas para resolver la duda. 

Ha sido entonces cuando la 'influ' ha confesado lo que pasó hace ya un año y que se convirtió en el peor momento de su vida. Fue a finales de 2019 y principios de 2020 que Laura tuvo que acudir al oftalmólogo por una dolencia poco común: "Me daban muchas vibraciones en el ojo y en los aviones tenía mucha presión. Además tenía unos pinchazos muy profundos", explica.

El susto llegó cuando en la consulta le dijeron que tenía que hacerse un TAC de urgencia... La 'influencer' asegura que ese "fue el peor día de mi vida". Mientras esperaba los resultados de la prueba su cabeza no paraba de pensar qué podía ser o por qué habían decidido someterla a ese examen médico. Lo primero era "descartar un tumor en la cabeza y después de descartarlo, descartar la esclerosis múltiple".

Pero la incertidumbre duró un mes... Unos días que Laura recuerda como horribles: "Un mes angustioso, estuve mal, triste, me sobrepasó". Al final las pruebas dejaron claro que tanto el tumor cerebral como la esclerosis múltiple se podían descartar ya que la enferdad que sufría era más bien hereditaria.

"A raíz de todo esto me diagnostican que tengo un glaucoma de tensión baja, y aparte tengo dañado el nervio óptico, lo cual veo muy poquito y de la mitad del ojo para abajo apenas tengo visión", explica. Al parecer su padre Kiko Matamoros también sufre esta dolencia.