GJN / GTRES

Laura Matamoros habla sobre la desaparición de su hijo, ¡microinfarto!

La hija de Kiko Matamoros

Ha sido uno de sus peores días.

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

A Laura Matamoros le vamos siguiendo su segundo embarazo prácticamente a diario, y al hacerlo nos hemos dado cuenta de que la ganadora de la cuarta edición de 'Gran Hermano VIP' ha vivido hace nada momentos aterradores relacionados con su primer hijo, Matías. El niño desapareció, y aunque afortunadamente todo quedó en una anécdota, la verdad es que Laura lo ha pasado francamente mal.

Han sido los minutos más largos de su vida. La hija de Kiko Matamoros está embarazada de su segundo hijo, y el episodio que te vamos a contar ha ocurrido con su primer hijo, Matías. Cuenta la influencer que se encontraba en su nueva casa, lista para llevar a Matías al cole. Se dirigían juntos hacia el coche, pero de repente ella se dio cuenta de que no tenía las llaves del vehículo. No las había cogido de casa y tuvo que volver a subir a por ellas. 

Hasta aquí todo bien, el problema es que mientras ella buscaba las llaves a Matías le dio por desaparecer. Laura siempre ha comentado en sus redes sociales lo travieso que es el pequeño, por lo que no es de extrañar lo que ha contado. Le resulta difícil muchas veces controlarle, y esta vez aun más. Las llaves no aparecían, y su hijo, ¡tampoco!

El relato de Matamoros es sobrecogedor: "He visto que no las tenías, hemos tenido que volver a subir y me he puesto a buscar por todos los bolsos... No aparecían, el tiempo seguía pasando y Mati, mientras, haciendo de las suyas", explicó Laura a sus seguidores de Instagram.

Al ver que las llaves no estaban en casa, lo que hizo Laura Matamoros fue bajarse nuevamente a la calle. Eso sí, su hijo ya se había adelantado, y al salir del edificio, la madre no consiguía localizarlo. "No encuentro a Mati, no encuentro a Mati... Un desastre", confesó Laura antes de explicar que el niño al final lo que había hecho había sido esperar a su madre solo junto al coche. "Casi infarto", contó. ¡No nos extraña!

Resumen, que Laura vivió momentos de ansiedad máxima y que este tipo de situaciones no son para nada buenas en una mujer durante un embarazo. La buena noticia es que no pasó de un susto y que Matías se encontraba perfectamente.