GSLV / GTRES

Laura Matamoros mezcla resaca con parque infantil y DRAMA

Un poquito agobiada está

La 'influencer' ha contado en Instagram que está un poco cansada y saturada. Eso sí, ella tiene muy claro el remedio que necesita.

CARMEN RAYA | CUORE.ES -

Todos sabemos que ser madre es duro, más todavía si ha habido alcohol de por medio. Bueno, a ver, vamos a empezar este artículo de nuevo porque nos ha quedado un poco raro. ¿Sabes eso de que si bebes no conduzcas? Pues algo parecido le ha pasado a Laura Matamoros, pero con un parque infantil. Madre de dos hijos, la influencer salía por la noche a disfrutar de un poco de tiempo libre y volvía a casa un 'pelín' perjudicada. Vaya, lo que nos ha pasado a todos en algún momento de nuestras vidas. 'No judgement'.

Pero claro, la maternidad no descansa y al día siguiente tenía que llevarse a los niños a jugar a un parque infantil cerrado en los que los gritos de los pequeños se magnifican (como las emociones en la casa de Gran Hermano #neverforget). Así que la pobre lo estaba pasando fatal y decidió compartir su sufrimiento en redes sociales. 

Laura Matamoros en un parque infantil con resaca
INSTAGRAM

Y porque llevaba la mascarilla, pero seguramente sino hubiéramos asistido a una de esas caras míticas de "estoy a punto de morirme" que todos (no mintáis) hemos tenido en algún momento de nuestras vidas.

Laura Matamoros y su antídoto para la resaca

Sin embargo, Laura sabe lo que ella necesita para vencer el mal cuerpo de la resaca y poder cargar pilas. Eso sí, no es algo que pueda hacer de un día para otro. Amigos y amigas, Laura Matamoros quiere irse de vacaciones.

Que claro, nosotros también queremos, pero no podemos porque a ver quién va a escribir los artículos entonces. Eso sí, para darnos más envidia todavía, Laura ha compartido una imagen donde la vemos estupenda en bikini disfrutando de unas maravillosas aguas cristalinas.

Su excuñada causa baja en Instagram

Pocas horas antes, la que fuera mujer de Diego Matamoros, Estela Grande, decidía poner punto y final, de momento, a su relación con Instagram. 

"Me da mucha rabia que me pase esto porque tengo infinitas cosas buenas y estoy permitiendo que una cosa mala me tumbe todo lo bueno. Necesito reconducir esta situación: frenar, parar y estar bien. Porque al final estar mal en redes me perjudica a mi vida personal, a mi cabeza y no puedo permitirlo", decía sin llegar a contar exactamente qué ha pasado para que haya tomado esta decisión. 

"Siento que necesito parar. No sé ni cuándo, ni cómo, ni por qué, ni cuánto tiempo pero no puedo permitir que una cosa mala me perjudique todo lo que tengo. Estoy subiendo estas stories sin consultárselo a nadie, la verdad y no sé si hago bien, mal, si me voy a arrepentir, si no... Pero es que tengo naturaleza caliente e impulsiva y la intento frenar pero no puedo. Siempre he sido muy fuerte mentalmente y ahora mismo me siento súper débil y pequeña. Tengo que ser sincera, franca. Sé lo afortunada que soy pero si la situación me supera tengo que ser consciente de ello", confesaba.

"Soy la primera que soy consciente que no puedo permitir que una pequeña tontería, algo malo, una crítica o algo negativo me tumbe todo lo positivo así que os pido un poco de tiempo y sé que lo vais a entender", terminaba.