GTRES

Laura Escanes habla de su relación más tóxica: filtraron sus fotos íntimas

La influencer y el publicista protagonizan un podcast

'Cariño, ¿pero qué me dices?'

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

Laura Escanes (26) y Risto Mejide (47) están que lo tiran. Lo de juntarse para hacer un podcast a medias ha sido una ideaza, y nosotras, las fans, no hacemos más que escucharlos una y otra vez para averiguar salseos y también para conocerlos un pelín mejor. ¿Lo último? Que la influencer estuvo en una relación tóxica antes de conocer al publicista. La recordó en la nueva entrega. Lo hizo, además, llorando.

'Cariño, ¿pero qué me dices? es el podcast conjunto que han lanzado Risto Mejide y Laura Escanes. Con el tráiler (¿Se le puede llamar tráiler al avance de un podcast?) hemos descubierto quién cambia el rollo del papel higiénico en casa, y ahora, gracias a una nueva entrega, la tercera, hay novedades sobre el pasado amoroso de la catalana. Y no, no todo en la vida de Laura Escanes es o ha sido perfecto.

El tercer episodio del podcast era el 'Cambio'. Risto y Laura han coincidido en algo importante: conocer y enamorarse de alguien permite evolucionar como persona. Es un privilegio. De su experiencia, Escanes ha dicho que "pensaba que el amor era una cosa, pero según pasan los años y vas viviendo desamores te das cuenta de lo que no quieres en tu vida", explicó refiriéndose a lo que vivió antes de conocer a Mejide.

"Yo me acuerdo de quedar con mis amigas y recibir mensajes en los que me decía: '¡Oye, ¿con quién estás? Pásame una foto' También me preguntaba qué hacía en línea (en WhatsApp) a una hora concreta, con quién estaba hablando y hasta me pedía pantallazo de esa conversación", recordó la instagramer en la nueva entrega del podcast.

Vamos, que Laura Escanes tuvo una relación tóxica sin darse cuenta de lo que estaba viviendo. Fue con Risto que entendió lo que era un amor sano y ha sido "un trabajo muy dificil" cambiar de costumbres. Todo esto lo ha reconocido la influencer en el programa y lo hizo además con la voz entrecortada.

"Antes lo normalizaba. Yo he pasado pantallazos, he pasado fotos con mis amigas. Lo incorporaba en mi vida como algo normal". Además, todo esto le ha pasado factura: "Se filtraron fotos mías íntimas que venían de alguien en quien yo confiaba", dijo.