GTRES

La pedida de matrimonio de Matthew McConaughey a Camila Alves

CUORE.ES -

Se hace el duro, pero es solo en la pantalla.

Matthew McCounaghey ha hablado en la revista Esquire sobre su trabajo, pero también sobre su familia.

Primero, contando cómo conoció a su mujer, Camila Alves: él estaba en un club con unos amigos haciendo (sí, él mismo) unos margaritas. Entonces vio entrar a una mujer con un vestido verde y le pidió a lo lejos que se acercara, ella pasó y se fue con sus amigas. Entonces Matthew, según relata la crónica, se dijo: "Tío,este no es el tipo de chica a la que saludas al otro lado de la p**a sala. Mueve tu culo y ve allí."

Y lo hizo. Las invitó a unirse a su grupo pero solo Camila se animó: empezaron a hablar, ella le explicó que era modelo brasileña y que hablaba portugués y algo de español. Entonces Matthew hizo uso de un idioma que conocía porque, recordemos, antes salió con Penélope Cruz, e intentó hablar el mejor español de su vida.

Debió de conseguirlo porque siguen juntos hasta hoy. Y juntos han vivido muchas cosas, como el momento en el que él decidió desaparecer del mapa para crearse una nueva imagen (en 2008): "Una buena mujer le da a un hombre valor y confianza - el valor para tener la confianza de ir y hacerlo, de no estar demasiado preocupado o tener en cuenta demasiado lo que piense el resto del mundo".

También vivieron juntos su boda en 2012, claro: Matthew sorprendió a Camila durante una visita familiar en las Navidades de 2011. "Recuerdo hincar la rodilla, mirar a sus ojos y..." y ahí, según relata el reportaje, al actor se le quiebra la voz, emocionado ante el recuero, "recuerdo su cara. Recuerdo una sonrisa que le subía desde los pies. Recuerdo que le faltaba el aliento. Y no dijo que sí inmediatamente. Y toda la familia estaba en plan: "Jesús, va a decir que no."

Luego ella se encargaría de todo porque, bueno, él tenía mucho que hacer: se cansó de esperar que hiciese un hueco en su agenda así que se presentó con una invitación y le dijo que se presentase allí. Bien hecho, Camila.