La dura batalla de David Delfín contra el cáncer

El diseñador ha querido compartir por lo que está pasando estos meses.

David Delfín lleva desde el pasado mes de enero enfrentándose al cáncer. El diseñador tuvo que ser intervenido el pasado mes de abril de un proceso tumoral en el cerebro. Ahora ha querido contar su historia y ha posado para su actual novio Pablo Saez en una foto en blanco y negro publicada en la revista Vogue.

Según ha contado David Delfín, el pasado mes de enero le encontraron tres tumores de grado 3 en el cerebro. En sus declaraciones dice: "A mediados de enero de este año empecé a tener molestias, como calambres, una sensación eléctrica en la parte derecha del cuerpo. Tres veces en un fin de semana". El diseñador acudió al médico de cabecera y le dijo que podría deberse al estrés.

Tras estar unos días sin dolores, el 20 de enero esos calambres volvieron y no se fueron así que David Delfín estuvo ingresado durante ocho días en la Fundación Jiménez Díaz de Madrid donde le hicieron todo tipo de pruebas. El diseñador sintió mejoría y haciendo caso omiso a los médicos salió del hospital para presentar su nueva colección en Cibeles. A los pocos días sufrió un ataque epiléptico y así le descubrieron los tres tumores de grado 3 en el cerebro.

Según ha declarado el diseñador: "Era raro, porque normalmente no se presentan así... pero el día 5 de abril decidieron que había que operar. Uno no se podía tocar por la zona en la que está. Los médicos ahí no entran; otro estaba bien, se podía quitar sin riesgo de lesiones; y el tercero era complicado pero operable". David Delfín ha contado como fueron estas delicadas operaciones: "Era importante que yo estuviera despierto durante la intervención para ayudarles a decirles si todo iba bien. Podía verse alterado el lenguaje, el movimiento, el entendimiento... era un área complicada. En realidad me di cuenta de que no estaba saliendo bien. En un momento fui consciente de que fallaba al leer esas cartillas con nombres sencillos, entendía perfectamente la situación, pero no podía verbalizarlo".

Ahora tiene problemas de memoria y habla así como pérdida de fuerza en un brazo y una pierna. Sin embargo, David Delfín no se rinde:"Tengo una especie de espíritu de supervivencia. No paro de pensar en todo lo que quiero hacer. Me siento con ganas de luchar, me pone. Es grave, soy consciente". Pero el diseñador tiene muchos planes de futuro: "Quiero poner en marcha una colección de ropa de niño, hacer estilismo y dirección de arte, plantear una exposición con mis bocetos...".

Para combatir esta grave enfermedad David Delfín se está sometiendo a sesiones de radioterapia y quimioterapia. Desde aquí te queremos mandar todo nuestro apoyo y ánimo para esta lucha.

(Imagen de Instagram de David Delfín realizada por Pablo Saez).