Kris Jenner quiere volver a la vida como una joya

Pero que sea dentro de muchos años.

VICTORIA LUPIÁÑEZ | CUORE.ES -

Si pensábamos que estábamos curadas de espanto en cuanto a excentricidades en lo que respecta al klan Kardashian, no sabíamos hasta que punto estábamos equivocadas. La última que nos ha dejado con la mandíbula colgando ha sido Kris Jenner (66) con lo que ha pensado sobre su muerte o mejor dicho, después de esta.

Sí, como lees. Kris está en modo meditación y ya ha pensado incluso en lo que quiere que hagan con ella cuando su vida diga hasta aquí hemos llegado (que será dentro de muchos años, por supuesto). 

La madre de las Kardashian-Jenner quiere convertir sus cenizas en un diamante. Vaya, que lo tiene tan claro que ya ha comprado una urna de cristal para que lo guarden y esté expuesto en casa como si fuera una pieza de museo. Esta mujer tiene glamour hasta para pensar en lo que va a pasar después de irse al otro barrio.

Parece un poco surrealista, pero para surrealista la cara que se le ha quedado a la pobre Kim Kardashian (41) cuando ha llegado a casa y se ha encontrado con el percal y la urna por allí rondando. Kim no sabía qué pasaba así que ha preguntado y, por la cara que ha puesto después, seguro que deseaba no haberlo hecho.

Kris ha contado sus planes para cuando fallezca y le ha dado instrucciones a Kim, que parece que por haber preguntado va a ser la que se va a comer el marrón de todo el proceso de transformación. Lo que sí parecía que estaba claro era la incineración, pero el tema del diamante ha dejado a la mujer de Kanye West (44) completamente descolocada.

Igual que Kim se han tenido que quedar todos aquellos que estaban viendo el capítulo del reality 'Keeping Up Whit The Kardashian' en el que una mujer le cuenta a Kris que lleva a su abuela en su anillo y la matriarca se queda sin palabras para después decidir cogerle la idea. 

Esta familia no deja de sorprendernos con sus deseos más extraños. Pero sin duda este ha sido uno de los más locos de los que hemos sido testigos. A ver cómo se van a tomar el resto de los hijos de Kris eso de que su madre acabe siendo una joya, literalmente. Y encima, dentro de un expositor.

Por aquí todavía estamos alucinando.