Kira Miró y el aparatoso accidente por el que casi se queda sin boca

Por una pasta de dientes

La actriz ha relatado que se abrasó la boca en una escena de 'Todos lo hacen'

CUORE.ES -

Dicen que cualquier podría ser actor si contase con una manita que le ayudase a entrar de cabeza en la industria, pero cada vez tenemos más claro que eso no es así. Porque durante el rodaje de una película puede suceder de todo y, en muchas ocasiones, todo eso es malo. Sin ir más lejos, sabemos desde hace poco que el actor de 'George de la Jungla', Brendan Fraser, sufrió la pérdida de memoria debido a la estricta dieta a la que se sometió para ser el hombre-mono.

Lo de Kira Miró no es que trate sobre comida, puesto que casi se queda sin la oportunidad de meterse algo en la boca de manera voluntaria cuando, por error, se abrasó esta parte de su cuerpo. Así lo ha contado en 'El Hormiguero', donde ha acudido a presentar la película 'Todos lo hacen', en la que actúa junto al también humorista Julián López. La cinta viene a recordar bastante a 'Puñales por la espalda' y reúne en un mismo hotel a rostros más que conocidos.

Entre ellos, Macarena Gómez, Andrea Duró, Carlos Santos, Mariam Hernández, Pablo Carbonell y Toni Acosta. Vaya, un reparto de lujo que seguro que no ha dado muchos quebraderos de cabeza a su director, Martín Cuervo. Lo que no sabemos es cómo lo han pasado ellos bajo su mando, aunque nos podemos hacer una idea de que todo ha ido como la seda... con una excepción. Y es que en esta especie de "Agatha Christie a la española", como ha comentado Kira Miró en el plató del programa que dirige Pablo Motos, hubo algo que jamás olvidará.

El rodaje fue algo caótico, porque Kira tuvo que hacer frente a varias incidencias. Entre ellas, una que tiene que ver con los dientes y el dentífrico. "En una de las escenas me tenía que lavar los dientes. El equipo me preparó una pasta con flúor que me quemó la boca", ha asegurado la actriz, haciendo saltar todas las alarmas debido a este tremendo susto. "Repetimos varias veces y estuve durante una hora con el cepillo", ha añadido.

Claro que, tanto tiempo con eso en aquel sitio, comenzó a notar que no se encontraba muy allá y a notar algo extraño en su lengua. "Noté que me abrasaba la boca, la lengua, los labios, se me pelaban... Acabé en el hospital", ha añadido. Sin tener que lamentar nada demasiado grave, la actriz ha confesado que de eso se llevó una gran lección. "Aprendí que el flúor solo puede estar en la boca uno o dos minutos. Si no, te abrasa", ha rematado.