CORDON

Kim Kardashian se lleva de nuevo un sustito por culpa de un 'parKIMetro'

De risa

Se quedó del mismo color que su vestido. 

ROCIO ROBLEDO | CUORE.ES -

Kim Kardashian (40) no gana para sustos. Iba ella tan mona con su vestido sencillito por las calles de Los Ángeles junto a una amiga cuando, de repente, se comió literalmente a un transeúnte chino. Al momento, todo el mundo pensó que era un ataque otra vez pero parece que la cosa no fue tan importante como parecía. Kim se quedó del mismo color que su modelito, aunque no se despeinó ni un pelo, ya que se peinó su 'new look' con un kilo y medio de gomina. 

Pasito a pasito. 

GTRES

En realidad iban a bailarse unas sevillanas. 

El pobre turista tropezó y chocó contra ella para después comerse un parquímetro (seguramente flipó porque no sabría ni que esa señora reventona era la Kardashian). Rapidamente, su fornido guardaespaldas, que siempre está al acecho, se lanzó hacia el chico que seguía sin saber de qué iba todo ese sarao. La cosa no fue para tanto y quedó sólo en un malentendido.

Es lo típico que te pasa cuando vas distraido por la calle y cuando te topas con alguien de frente, os hacéis un lío y os acabais chocando ridículamente. Pues esto igual solo que con un poco más de glamour. 

Seis meses después del robo en París, a Kim le asusta hasta el ruido de una mosca. Y vale, después de que te ataquen a punta de pistola es lo normal. 

Después de todo el jaleo, Kim explicó en Twitter que había sido todo una confusión, que estaba bien y que estaba preocupada por el hombre que se tropezó con ella. Aunque una fuente aseguró que era de nuevo un ataque hacia la celeb, ella ha dejado bien clarito que no, que se trata sólo de un accidente y ha desmentido cualquier rumor. 

El turista ya puede poner en su currículum que, en 2017, se tropezó con una Kardashian. Seguro que le sale rentable.