GTRES

Kim Kardashian reconoce que tenía prisa por casarse (la segunda vez)

Y al ratito se dio cuenta de que no era lo suyo.

CUORE.ES -

Kim Kardashian (40) ha reconocido lo que muchas no se atreven: le entró prisa por casarse porque todo el mundo estaba empezando a madurar.

Oye, pues es un motivo como otro cualquiera...

Lo malo es que ni era la primera vez (estuvo casada con Damon Thomas de 2000 a 2004) ni le duró más de dos telediarios. Hasta ella se lo olía: "Creo que muchas chicas pasan por esa fase en la que se vuelven locas pensando que se están haciendo mayores y tienen que encauzar las cosas, todas sus amigas están teniendo niños. Fue más bien esa situación".

O sea, crisis de los 30.

"Simplemente pensé: "Mierda, tengo 30 años, lo mejor es que arregle esto, que me case".

Y entonces se casó con Kris Humphries, después de llevar solo unos meses juntos, en una boda que fue un éxito televisivo pero un fracaso desde el principio: "En la luna de miel supe que no iba a funcionar".

72 días después de la boda firmaba los papeles del divorcio y... Chimpún. Fin del segundo matrimonio y comienzo de la historia de amor con Kanye West.