Agence / GTRES

Kim Kardashian y su quedada (sin mascarilla) con sus fans en Roma

Se encontró con un grupo de fans mientras daba un paseo por la Fontana di Trevi

Covid free.

PATRICIA ÁLVAREZ | CUORE.ES -

Dicen que todos los caminos llevan a Roma y en el caso de Kim Kardashian (40) parece que es cierto, aunque a ella le llevan, pero sin mascarilla. Y es que, según publica 'Just Jared', la propietaria de Skims estaba dando un paseo por el centro de la ciudad, visitando la Fontana di Trevi (no sabemos si lanzando moneda y pidiendo deseo o no) con su mini vestido cobre de Dolce & Gabbana cuando se encontró con un grupo de fans que le pidieron hacerse una foto con ellos.

Hasta aquí todo normal, con la pequeña excepción de que en la foto, nadie lleva la mascarilla puesta, algo que no da muy buen ejemplo a sus 232 millones de seguidores en Instagram. Y es que, pese a que sabemos que la mascarilla ya no es obligatoria por la calle, esto se permite solo cuando se pueda garantizar la distancia de seguridad con el resto de personas fuera de tu burbuja, y no creemos que los 'selfies' multitudinarios estén permitidos.

Un poco antes de esta foto, Kim y su equipo salieron a cenar a un restaurante local después de la reunión que tuvieron por la tarde en Fendi.

¿Se vienen cositas, Kim?

A lo largo de los dos últimos días, Kim ha sido vista en muchos lugares emblemáticos de la Ciudad Eterna, incluido el Coliseo, e incluso ha sido noticia por su visita al Vaticano. Pero no por su visita en sí, sino por el modelito que eligió para entrar en la Santa Sede. Kim fue fotografiada saliendo de su alojamiento enfundada en un vestido de encaje semitransparente de la marca mexicana Barragán que dejaba sus hombros al aire e incluía diferentes aberturas. Como era de esperar, las redes sociales no tardaron en criticarla duramente por no respetar el código de vestimenta del Vaticano, aunque poco más tarde, y gracias al Instagram de su asistente personal, pudimos ver que se cubrió con un abrigo para entrar en las iglesias y edificios oficiales que visitó.

Además, también ha sido noticia esta semana porque este lunes se anunció que su marca Skims, que comenzó como una colección de fajas que ha convertido en un verdadero imperio, será el proveedor oficial de ropa interior y pijamas del equipo estadounidense para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y los Juegos Paralímpicos, aunque el uniforme oficial seguirá corriendo a cargo del diseñador Ralph Lauren.