kimkardashian / INSTAGRAM

Kim Kardashian: la peor defensa es un buen ataque a sus fans

La Kardashian en su papel de "Soy una pringada".

CUORE.ES -

¿Que para qué se mete Kim Kardashian (40) en estos berenjenales? Pues quién sabe. ¿Que quizá es la persona que mejor solventa sus crisis de redes sociales? También.

La última: se metió en un jardín con su maquillaje que acabó mezclada con notas de racismo y al final terminó pidiendo perdón por todo.

Relatemos los hechos tal cual ocurrieron. 

Kim lanza su nueva edición de maquillaje con una paleta de polvos. Entonces, el youtuber y maquillador profesional Jeffree Star se mete con ella: "Kim, ¿qué pasa con esa paleta? Parece tiza."

 A partir de entonces, empezaría la miniguerra: él le pidió a sus fans que diesen sus opiniones y los fans de Kim empezarían a insultarlo y a buscar pelea.

De hecho, aprovecharon el momento para (y esto nos lleva al capítulo 2 de esta historia): recordar cuando, a principios de 2017, el maquillador promocionó una línea de maquillaje con una imagen que convertía a una mujer blanca casi en una mujer negra. Vamos, un claro ejemplo de "el pasado siempre vuelve".

Entonces, Kim se fue a Snapchat a pedir calma: "Chicos, veo que mis fans están odiando a tope a alguien como Jeffrey Star por ser, ya sabes, honesto sobre mis paletas. Pero gracias a sus comentarios estoy aprendiendo de los mejores, como Mario, a hacerlo correctamente."

Y entonces la lió parda pidiendo que se olvidasen de aquél incidente racista: "Veo que estáis siendo mezquinos sacando cosas negativas de su pasado, pero además él se ha disculpado por ello. Y sé que es algo chungo cuando dices cosas racistas pero creo en la gente evolucionando y si se disculpan, les daré el beneficio de la duda."

¿Suficiente para terminar el drama? No, porque entonces a la que le llovieron críticas fue a Kim a quien recordaron que sus dos hijos son de raza negra.

Así, último capítulo (por el momento): Kim acabó pidiendo disculpas... Ahora sí, sin maquillaje, por si acaso.

"Quería disculparme con vosotros chicos y con mis fans por defender una situación sobre la que no sabía demasiado. Me siento un poco pringada y quiero disculparme de veras por sentir que tenía derecho a decir 'pasad página' en una situación relacionada con el racismo. Y simplemente siento que no tengo derecho a hablar de ello y lo siento mucho, mucho, mucho. Desde el fondo de mi corazón."

via GIPHY

No obstante, remarcó que pensaba que el maquillador merecía una segunda oportunidad: "Creo que las personas nacen para amar y nacen con amor y le enseñamos a odiar. Por eso siempre tengo la esperanza de que la gente cambie y aprenda a ser mejor y hacer las cosas mejor y, ya sabes, aprenda a encontrar el amor de nuevo."