GTRES

Kim Kardashian y la orden de alejamiento para el hombre que le envió un anillo de diamantes

Las Kardashian, objetivo de acosadores

El envío contenía, además, una pastilla del día después.

MARÍA VIÉITEZ | CUORE.ES -

Por desgracia, los famosos y famosas tienen que lidiar con 'fans' de todo tipo, y entre esos tipos está el espécimen desagradable que se pasa la línea del fanatismo más enfermizo y se convierte en un acosador. Persecuciones, insultos, acosos por redes, insultos, amenazas e incluso agresiones físicas. En este tipo de percances, ni siquiera todo el dinero del mundo es suficiente para que compense.

Hace apenas una semana, nos enterábamos de que uno de los acosadores de Kendall Jenner (25) (sí, la pobre tiene varios acosadores y algunos de ellos son habituales) fue detenido al intentar colarse en la propiedad de la modelo. Pero, por desgracia, aunque como cabría esperar, la pequeña de las Jenner no es la única que tiene que enfrentarse a situaciones de estas características. Y ahora tampoco es la única en el clan que ha tenido que interponer una orden de alejamiento.

Y es que hace menos de un mes la mediana de las hermanas, Kim Kardashian (40), vivió una experiencia similar. Ahora, la nueva (y buena) noticia es que la celebrity ha conseguido interponer una orden de alejamiento a este último acosador con el que tuvo su más reciente percance: el hombre que a principios de junio le envió un extraño y desagradable paquete por correo postal. La caja en cuestión contenía un anillo de compromiso de diamantes y un paquete de pastillas 'Plan B', una famosa marca estadounidense de pastillas del día después.

Por suerte, tal y como ha informado el medio estadounidense TMZ, la mediana de las Kardashian ha conseguido interponer una orden de alejamiento, y lo ha conseguido porque, de hecho, este hombre se había presentado en casa de la mujer en varias ocasiones en el pasado. Se trata de Nicholas Constanza, tal y como atestiguan los documentos que se han utilizado como prueba durante el proceso judicial. La primera ocasión fue en febrero de 2021, cuando la noticia de que Kimberly y Kanye West (44) se separaban se hizo pública. La segunda ocasión fue el pasado mes de mayo, cuando el hombre acudió a casa de la influencer y les dijo a los guardias de seguridad que pasaba a recogerla porque, explicó, iban a pasar una noche romántica juntos.

El hombre comenzó a dar muestras de su obsesión con Kim a través de las rede sociales, llegando a publicar un certificado (por supuesto, falso) de un supuesto matrimonio entre ambos. Pero claro, ¿quién le iba a tomar en serio si, por lo visto, el hombre se hacía llamar a sí mismo "caballero de brillante armadura"?

La sentencia del juez prohíbe a Constanza acercarse a menos de 100 metros de la estrella del reality, así como a ponerse en contacto con ella a través de cualquier medio y bajo ninguna circunstancia.