GTRES

Kim Kardashian y Kanye West, cómo pasaron de 'power couple' a expareja desastrosa

Enfrentamientos públicos, acusaciones mutuas...

Era LA PAREJA y ahora se llevan fatal.

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

Kim Kardashian (41) y Kanye West (44) no podían estar peor. El divorcio y la educación de los niños son los motivos por los que se dice que ya ni se hablan. ¿Qué pasó y cómo hemos llegado hasta aquí? No tenemos el arte de los productores del nuevo reality 'Las Kardashian' pero te lo vamos a contar de la mejor forma posible.

Kim y Kanye tienen que lidiar con un asunto delicadísimo: el divorcio. En juego está la fortuna de ambos y sobre todo sus cuatro hijos: North (7), Saint (5), Chicago (2) y Psalm (1). Cualquier paso en falso o la mínima declaración puede dañarles la carrera o estropear aún más la relación. Ambos cuentan con especialistas en temas de imagen pero... Parece que están solos porque cada vez se cortan menos. Él la acusa públicamente a través de las redes sociales, y ella tampoco se queda callada. Dice sus verdades. Un triste final para una pareja que se ha querido muchísimo, ¿no crees?

Kim y Kanye se conocieron en 2003

Fue en 2003 gracias a un amigo común, Brandy Norwood. Kanye antes había estado con la diseñadora Alexis Phifer y también con la actriz Amber Rose. Kim, por su parte, estuvo 72 días casada con Kris Humphries, y antes del jugador de baloncesto, contrajo matrimonio con el productor musical Damon Thomas. Dicen que West hizo todo lo que pudo para impedir la boda de Kim y Humphries.

Al final el rapero y la 'reality girl' empezaron a salir. Abril de 2012, y ella no estaba aún divorciada. Cerraron el año anunciando embarazo para comprometerse en octubre de 2013. La boda vino un año después con una ceremonia única en Florencia, Italia.

2015, el primer hijo

Ya en 2015 nacía el segundo hijo, el pequeño Saint West. Los otros dos los tuvo Kim a través de un vientre de alquiler porque la empresaria no podía gestar más hijos. En aquella época sucedía otro momento importante en la vida de la pareja: a ella la asaltaron a mano armada en un hotel en París. Ocurrió durante la Semana de la Moda, en 2016. Kanye se encontraba en la época ingresado en un hospital psiquiátrico, en Los Ángeles. Sufre bipolaridad.

Lo de que los ricos no lloran no es cierto, pero casi. Pese al trauma del robo, a los problemas de salud del marido y al disgusto de no poder quedarse otra vez embarazada, Kim siempre aparecía feliz en las fotos. Sus redes sociales lo demuestran y parece que en su casa no había motivos para lamentarse. La pareja se quería, vivían felices.

El día que Kanye quiso ser presidente de EE.UU

Bueno, pero luego vino la época en la que Kanye empezó a dar señales de megalomanía. Mientras Kim se empeñaba en seguir adelante con su carrera universitaria de Derecho (siguiendo los pasos de su padre, Robert Kardashian), el rapero optaba por postularse a Presidente de Estados Unidos. Tuits rarísimos, comportamientos 'random' y un no parar de rumores. Traición por parte de Kanye.

La última vez que Kim y el músico aparecieron juntos fue en noviembre de 2020. A partir de aquello llegaron las noticias de divorcio. Tantas, que ella se vio obligada a confirmar la ruptura. West se resistió hasta el final, y por el camino compartió durísimas acusaciones contra Kim y todo el clan. La empresaria intentó permanecer al margen hasta que hace días él la acusó de querer controlar y manipular la vida de los cuatro hijos que tienen en común. 

La abogada de Kim es Laura Wasser, conocida por haberse encargado de la ruptura de Angelina Jolie y Brad Pitt (entre muchas otras). La idea es que lleguen a un compromiso amistoso, pero claro, son muchísimos los millones (y las propiedades que comparten). Queda por ver si lo consiguen.