Así se gestó la fama de Kim Kardashian (según su madre)

CUORE.ES -

¿Cómo nace una estrella? Pues, según Kris Jenner (65), casi casi improvisando. 

La matriarca del 'klan' Kardashian ha explicado cómo fueron los primeros días como famosa de su hija, Kim Kardashian (40), y lo cierto es que es una historia particular. 

Kris, que ha concedido una entrevista a la activista transgénero Janet Mock (y que ha transcrito en Lenny, la newsletter de Lena Dunham), cuenta que el imperio familiar prácticamente empezó cuando descubrió que su marido por aquél entonces, Bruce Jenner (ahora Caitlyn), solo tenía 200 dólares en el banco.

Sobre Kim, Kris también tiene unas cuantas cosas que decir, especialmente sobre esos primeros días de fama: "Bueno, Kim atrajo mucha atención al principio de todo pero no por los mejores motivos. (...) Siendo una niña tonta."

Entendemos que su madre lo dice con cariño, y rememorando esos momentos en los que Kim, íntima de Paris Hilton, se hizo tristemente famosa porque filtraron un vídeo sexual casero en el que aparecía.

Esa fama, después, supieron aprovecharla (a lo grande): "Quería hacer muchas cosas con su vida. Nos sentamos, como hacemos cada año y como hago con cada uno de mis hijos, y dijimos: "¿Cuál es tu objetivo para este año? ¿Cuáles son tus sueños? ¿Cómo de alto quieres poner el límite?" Respondiendo una serie de preguntas y realmente intentando ver qué es realista y qué puedo hacer yo para lograrlo, para que puedan cogerlo y volar solos."

O sea, que las Kardashian cumplen sus objetivos de año nuevo.

Eso, y un poco de visión, ayudaron mucho a su hija: "Yo no sabía mucho de las redes sociales y cómo estaban emergiendo. Ella se lanzó y de alguna forma las utilizó como nadie. Ella realmente sabía cómo hablar a sus fans"... Y de ahí, sacar beneficio: "Ella realmente seguía lo que pensaban, lo que sentían hacia ella. Conectó y realmente quería formar parte de ese momento. Recuerdo cuando dijo: "Quiero hacer una colonia". Y lo conseguimos. (...) Cuando llegó el momento de elegir el bote para su desarrollo, ella sabía cuál era la forma que quería pero no estaba segura del color. (...) Un día simplemente lo pone en Twitter y dice: "Eh, gente. ¿Qué opináis, este color o el otro?" (..) Dije: "Eres una genio."

Y de ahí, la carrera de su hija (que no solo tiene colonias sino ropa, videojuegos, merchandising, maquillaje...) y la de toda la familia, claro. Pero eso ya es otra historia...