"¿Gordita de qué?" Kim Kardashian defiende a su madre

Quizá no era el adjetivo más acertado... O sí. 

ROCIO ROBLEDO | CUORE.ES -

La polémica está servida en el clan Kardashian y todo por unas fotos. Resulta que han salido a la luz unas instantáneas de una jovencísima Kris Jenner (65) que, a sus 22 añitos ya apuntaba maneras. En ellas se la ve realmente cambiada aunque tiene totalmente el gesto y las facciones que tiene ahora Kendall Jenner (25) (bueno, o más bien tenía antes de cambiarse de cara).  

Resulta que estas fotos se las hizo antes de casarse con Robert Kardashian cuando trabajaba como azafata, salía con un fotógrafoAlfred M. Garcia, (a quien conoció por una amiga en común) y ella le hacía de modelo. El mismo fotógrafo que después haría las fotos de su boda con el abogado en 1978. Telita.

Y estas fotos, como era de esperar, van de la mano de la polémica que no se ha hecho de rogar en Twitter. Además, Daily Mail en exclusiva ha revelado detalles de esta sesión de fotos y de la vida por aquel entonces de la Jenner. Dicen que la amiga que les presentó (Debbie Kathleen Mungle) aseguraba que "todos los hombres se sintieron atraídos por Kris porque era muy hermosaLos hombres ricos que podían tener su selección de mujeres se sentían atraídos y atraídos por ella ... Podía caminar por el aeropuerto y ellos volvían la cabeza porque era totalmente deslumbrante ... Los hombres se sentían atraídos por ella siempre". 

Como era de esperar, esta publicación ha traído cola. Ha sido Kim Kardashian (40) la que ha salido en defensa de su madre tras un titular poco acertado que calificaba la lozana cara de Kris de 'gordita'. Y esto le ha sentado fatal a su hija. 

"¿De verdad gordita? ¿Ese es el titular? ¿Hermosa, juvenil o impresionante?". A Kim no le ha gustado nada que le dijeran a su madre que tenía la cara rellenita pero... ¿es realmente esto malo? Sus seguidores han opinado y hay de todo: quienes dicen que no es para tanto y que "gordita no es algo malo".  y quienes apoyan a la reina del contouring. 

De lo único que estamos seguras nosotras es de que ya poco queda de esa joven Kris con cara de no haber roto nunca un plato y, desde luego, ahora también está rellenita, pero de otra cosa...