Kim Kardashian, de sorpresa en sorpresa

Esta chica no deja de sorprendernos.

Kim Kardashian es una chica de éxito. Este año, se supone que en junio, lo socialité y Kanye West van a pasar por el altar. Aún no se sabe el sitio en el que tendrá lugar esta bonita unión pero si se sabe que K.K. ha convencido al rapero (que estaba muy reacio) para que este importante hecho se grabe y forme parte del show de Keeping up with the Kardashians.

Puede que haya influido en Kanye West que el canal que retransmite el reality se haga cargo de parte de los gastos de la boda que se sabe que será en Francia, cerca de París. El lugar concreto se desconoce ya que ambos querían casarse en el Palacio de Versalles pero esto ya está completamente descartado.

Por otro lado, el empresario Richard Lugner ha pagado una gran cantidad de dinero a Kim Kardashian para que sea su invitada especial al baile de la ópera de Viena. La socialité además tendrá que estar una hora en uno de los centros comerciales de su pagador firmando autógrafos.