GTRES

Kim Kardashian, acosada de nuevo: diamantes y píldoras anticonceptivas

Regalos de admiradores muy peligrosos

El Excel con las órdenes de alejamiento que acumula tiene que ser extensito.

CUORE.ES -

Los rumores aseguran que Kim Kardashian (41) no ha parado de recibir regalos de distintos pretendientes (bueno, llámalos pretendientes o llámalos acosadores) desde que se confirmó el final de su matrimonio con Kanye West (44) cuando ella solicitó el divorcio a principios de año, pero algunos de esos detalles han resultado muy perturbadores... Desagradables, vaya.

Su equipo de seguridad habría interceptado hace poco un paquete que contenía un anillo de diamantes y píldoras anticonceptivas de un admirador obsesionado con ella. Según la información a la que ha tenido acceso el portal TMZ, la caja llegó a su casa el pasado 3 de junio e incluía una nota en la que el remitente le pedía que se reuniera con él.

Claro, ahora mismito, guapi.


"La reina Kimberly está sentada sola en su gran castillo esperando a que llegue su caballero andante", aseguraba una parte del mensaje, nada 'creepy' como podrás observar.

Al parecer, este mismo individuo ha estado acosando a la Kim a través de las redes sociales e incluso habría falsificado una licencia de matrimonio expedida a nombre de ambos. El pasado febrero también habría acudido a la comunidad privada donde viven Kim y sus cuatro hijos y habría tratado de saltarse los controles de seguridad alegando que estaba allí para llevar a la estrella de 'Keeping Up With the Kardashians' a cenar.

Y también:

- Kanye West e Irina Shayk juntos en Francia por el cumpleaños del rapero

- H&M le copia el truco 'sujetadoril' a Kim Kardashian

- Irina Shayk y Kanye West y los rumores que aseguran que están saliendo juntos


Según parece, y no nos extraña nada, la verdad, Kim tendría intención de solicitar una orden de alejamiento contra ese hombre. La semana pasada obtuvo otra temporal contra otro presunto acosador empeñado en "iniciar una relación física" con ella, que consiguió asustarla considerablemente cuando se presentó en su puerta y grabó varios vídeos desde fuera de la propiedad, cuya dirección nunca se ha hecho pública.

Desde luego, ser famosa tiene sus cosas buenas, Kim y sus hermanas bien lo saben, pero también unas cuantas malas. No es la única que ha sufrido acoso (a Kendall Jenner se le metieron en casa incluso), pero sí la que ha vivido las experiencias más desagradables. No hay más que recordar el peligroso momento que vivió en París, cuando fue atacada en el piso que había alquilado, secuestrada durante un rato y robada. Después de eso, normal que a cualquier acercamiento tome acciones legales, aunque el 'regalito' del anillo y las píldoras nos da muy mal rollo...