HBO Max

El 'emosido engañado' de 'And just like that': Kim Cattrall nunca estuvo invitada

El proyecto desde el principio se pensó para tres personajes

Ella ya se cargó la tercera peli y no querían que pasase lo mismo con el 'reboot' de la serie.

PATRICIA ÁLVAREZ | CUORE.ES -

El regreso de Carrie Bradshaw y compañía en la vuelta de 'Sexo en Nueva York' ha causado una gran expectación y los fans se dividen en dos grupos: los que están encantados de que vuelva, aunque sea sin el personaje de Samantha Jones, y los que dicen que nunca será lo mismo sin ella.  

Han sido muchas las teorías que se han escuchado al respecto de esta gran ausencia, y hoy por fin hemos conocido la verdad de parte del showrunner de la serie Michael Patrick King. Y es que, resulta que Kim Cattrall nunca estuvo involucrada en 'And just like that', vamos que ni le ofrecieron participar

La actriz de 65 años, que interpretó a la divertidísima relaciones públicas Samantha Jones durante la serie original y las dos películas posteriores, no iba a participar en la serie de HBO Max porque no quería seguir interpretando al personaje bajo ningún concepto.

"'And just like that...' nunca fue de cuatro personajes. Nunca estuvo en nuestro radar que fuera así porque Kim Cattrall, por la razón que sea, no quiso seguir interpretando a Samantha mientras hacíamos la tercera película."

En declaraciones a The Hollywood Reporter, Patrick King añadió: "Oh, hay un hueco que tengo que llenar. Samantha no existe en sus vidas. La serie nació de estos tres personajes: ¿Cuál es su vida, y a quién puedo traer para informarla?".

La serie original, que se emitió desde 1998 hasta 2004, dio lugar a dos películas posteriores y una tercera estaba en producción, pero se desechó después de que Kim se desinteresara del proyecto.

En ese momento, la actriz así lo dijo en Instagram: "No puedo hacerlo. Mi corazón ya no está en ello. He aprendido mucho de Sam. Ella era mi heroína, pero quiero descansar y no trabajar tanto como lo he hecho durante años. Quiero una vida menos agitada. Mi decisión refleja dónde estoy en mi vida y no puedo cambiarla sin ser infeliz. Espero que lo entendáis".

Su negativa a interpretar a Samantha de nuevo siempre se le achacó a su enemistad con Sarah Jessica Parker (56), y aunque es cierto que no se pueden ni ver, al parecer esto no sería lo que le habría llevado a rechazar la oferta.