Irene Rosales / INSTAGRAM

Kiko Rivera e Irene Rosales: bolo, fiesta y cena romántica

¿Quién dijo problemas?

A pesar de los múltiples frentes familiares que Kiko Rivera tiene abiertos, Irene Rosales sigue siendo su mejor apoyo.

MARIA JIMENEZ | CUORE.ES -

Dicen que Kiko Rivera está negociando para sentarse muy pronto en un plató de televisión y hablar largo y tendido sobre la no relación que mantiene ahora mismo con Anabel Pantoja e Isabel Pantoja (con Isa Pantoja creemos que tampoco es que se esté hablando mucho, pero bueno). Sin embargo, y mientras las negociaciones siguen su curso, el hijo de Isabel Pantoja ha hecho el que es su primer bolo desde que muriera su abuela y decidiese no ir a la boda de Anabel Pantoja.

Y ojo, que tanto Kiko como Irene Rosales (quien lo acompañó al bolo) se lo pasaron de maravilla. Bailaron, rieron y se fueran de cenita romántica en una noche en la que todo fueron sonrisas y risas, sin querer recordar los malos momentos que están viviendo.

"Me lo he pasado genial de la mano de mi marido y bailando con mis amigas", decía en su cuenta de Instagram la de Castilleja de la cuesta. No es para menos porque además Kiko Rivera está de celebración. La cadena Radiolé le ha concedido el premio al mejor proyecto digital multimedia y recogerá el galardón en una ceremonia que tendrá lugar el próximo 29 de octubre. 

"Sigo sin poder creerlo. Uno de los días más felices de mi vida. Gracias a mi mujer por aguantarme cada día", decía el Dj en su cuenta de Instagram. "Me siento muy orgullosa de ti, porque sé lo importante que es esto, te lo mereces mi vida. Siempre apoyándote. Te quiero", le contestaba ella.

Mientras tanto, su prima Anabel Pantoja sigue sin entender qué ha podido pasar para que Kiko Rivera la haya hecho 'unfollow' en Instagram. 

 "Ni idea, no tengo ni idea. No lo sé... Yo le llamé el día de la boda antes de irme para el pueblo. Hablé con Irene [Rosales] y me dijo que fuese feliz y disfrutara. Con Kiko no pude hablar, le dije que me llamase y no me llamó más. Siento y pienso que su ausencia está super justificada. Me ha extrañado, pero yo más no puedo hacer. Le llamé momentos antes de mi boda, en el día más importante de mi vida, estoy con él en un momento duro y no me han escrito ni para decirme 'oye qué guapa' ni felicitarme, ni nada de nada. Yo lo que quiero es que él esté bien y se recupere. Me alegro mucho de ese acercamiento con su madre, que es lo más importante. Me pidió perdón por no asistir y yo le digo que no me pidieran perdón, que lo entendía. Le di las gracias por haber hecho el esfuerzo de venir, no sé qué problema hay. Yo sí planteé que Irene se quedará con las niñas y se lo pedí por favor, pero también lo entendí. Si él tuviera un problema y si cree que he metido la pata que me lo diga que se lo explico", decía en un directo para 'Sálvame Deluxe'.