@riverakiko / INSTAGRAM

Kiko Rivera, el bullying y el comienzo con las drogas: habla un compañero del cole

El hijo de Isabel Pantoja

Un drama, cero bromas.

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

'Socialité' ha hablado con un compañero de Kiko Rivera de la época del internado, y ojo porque lo que se ha sabido podría perfectamente explicar la personalidad y los comportamientos del hijo de la tonadillera. Entre otras cosas, ha sufrido bullying. 

El reportaje que ha emitido el programa de María Patiño empezaba con Kiko en la playa con su mujer y sus hijas. Aseguraba que el DJ pasa más tiempo en el chiringuito que en la villa que se ha alquilado (y que le costaría cerca de 700 euros la noche). También se oía a Irene diciendo que Kiko está "disfrutando de la playa y de sus niñas", pero lo que venía a continuación es lo que realmente impacta.

"A Kiko su madre nunca fue a visitarlo. Ni su madre ni prácticamente ningún familiar. Estaba muy solo. Kiko pasaba mucho tiempo en su habitación. Ahí es cuando empieza a consumir sustancias", contaba un anónimo por teléfono. Es un antiguo compañero del internado. "Era normal ver cómo otros compañeros le pegaban simplemente por ser el hijo de Isabel Pantoja", añadía.

"Me acuerdo de una vez en concreto porque siempre me daba pena. Saliendo de una discoteca light, que íbamos por la tarde, saliendo de la discoteca vi a un grupo rodeándole y él en medio recibiendo. Y no era la primera vez que le pegaron. Los motivos, ser Kiko Rivera", recordaba la persona que lo conoció en la adolescencia.

Vamos, que Kiko Rivera no lo habría pasado nada bien durante su estancia en el internado. Allí estudió de joven y parece ser que la experiencia fue espantosa. "Al colegio simplemente enviaban a muchos niños de familia con pasta. Lo hacían para que sacasen el graduado. Y fue lo que pasó con Kiko", proseguía su excompi. "Le daban sustancias en la puerta del colegio. Él estaba muy solo y muy desubicado", explicaba.

El mismo programa se ha puesto en contacto con una psicóloga para averiguar qué efectos tienen este tipo de situaciones en la personalidad de una persona. Entre otras cosas, la psicóloga Carmen Sancho ha asegurado que una adolescencia como esta conduce a una baja autoestima y también a una inseguridad tremenda en la edad adulta.

Kiko habrá visto el programa porque su más reciente publicación de Instagram es precisamente sobre el tema. Reconoce lo que ha vivido en el internado al que le envió su madre, aunque asegura que las cosas no fueron exactamente como las cuenta su excompañero. Además, anima a los "chavales" que sufren este tipo de violencia a que lo digan y que jamás se queden callados.