Telecinco

Kiko Matamoros señala con el dedo: los abusos sexuales marcaron su infancia

Un desgarrador testimonio

El colaborador ha relatado con detalle todo lo que sufrió en el colegio.

PABLO GONZÁLEZ | CUORE.ES -

Después de mucho tiempo, un famoso colaborador de televisión se ha pronunciado acerca de su pasado. Unos feos episodios que marcaron su infancia y que hoy ha decidido recordar y sobre todo denunciar para que la justicia no vuelva a permitirlos jamás.

Te hablamos de Kiko Matamoros, el colaborador de 'Sálvame', que mediante el periódico de 'El Mundo', sus palabras han hecho eco y hemos conocido finalmente algo que nunca hemos sabido de él: "El acoso y el abuso sexual, al igual que la violencia física y psicológica, formaban parte de nuestro menú educativo". 

Así ha hablado el colaborador del que fue su colegio en la capital española Madrid, concretamente el Sagrado Corazón de Madrid, del que ha querido hablar alto y claro sobre sus trabajadores.

"Auténticos maltratadores que actuaban con un sadismo digno de campo de concentración". Así ha comenzado el exmarido de Makoke, quien ha continuado rajando de lo lindo llegando a mojarse del todo. Tanto que ha querido dar nombres y apellidos sobre los culpables de su sufrimiento en el colegio. Uno de ellos llegó a darle al colaborador una brutal paliza. 

Estos testimonios nos están dejando heladas y es que después de tanto tiempo, Kiko Matamoros está sumando su granito de arena a un problema que a día de hoy continúa siendo portada de los medios. Así, ha reconocido que este clérigo le dejó inconsciente en el suelo con tan sólo 10 años, pero que esta no era lo único que definía el historial de esta persona: "Es un auténtico depredador incapaz de reprimir sus instintos más obscenos. Ejercía la pedofilia con bulímica ansiedad, absoluta impunidad y desvergüenza".

Kiko ha querido dejar claro que esto que vivió no ha sido único en su persona, sino que cientos de niños lo vivieron en su momento a lo largo de la historia. Según él mismo, otros no corrieron la misma suerte. Cuenta Kiko también que otro "llegó a inmovilizarlo y tocarle sus genitales".

Este testimonio se ha hecho eco en las redes, tanto que hasta otro exalumnos se han mojado dando la razón al colaborador. ¡Muy fuerte!