Pap Nation / GTRES

Khloé Kardasian, "in love" en su baby shower

Festival de azuquitar.

VICTORIA LUPIÁÑEZ | CUORE.ES -

El Baby Shower que organizó Khloé Kardashian (37) antes de que su hija venga al mundo fue de lo más cercano a una boda, con photocall incluido, muchos globos y sobredosis de rosa. Pero de lo que hubo para reventar fue amor y Khloé se lo regaló a todos sus invitados, pero en especial al padre de su pequeña.

A pesar de que lo que más llamó la atención de la fiesta fue la decoración que hizo del jardín un zoológico y las luces de neón (con caligrafía de Kris Jenner) que dejaban claro que la pequeña es hija de Tristan Thompson, no hemos podido pasar por alto la cantidad de fotos que Khloé se hizo con sus invitados.

Una fiesta no es fiesta si no hay fotos a montones.

Aunque, por supuesto, los principales receptores de su amor fueron sus hermanas, su madre y sobre todo su chico, con el que compartió mil fotos y en todas salían de lo más enamorados, compartiendo muestras de cariño y comiéndose a besos (algo a lo que ya nos tienen acostumbradas).

 

💗

Una publicación compartida de Khloé (@khloekardashian) el

Love is in the air.

Pero la familia es la familia y ya sabemos cómo son las Kardashian con ese tema, todas a una aunque tengan sus rencillas entre ellas, y claro, la cosa no podía pasar sin que las seis mujeres del 'Klan' posaran juntas en un momento tan especial que la propia Khloé definía como: "Momentos mágicos con las mujeres más mágicas".

 

💕 Magical moments with the most magical women! I’ll forever be in love with YOU! 💕

Una publicación compartida de Khloé (@khloekardashian) el

"Siempre os amaré". Ohh, seguro que eso ha llegado al corazón de todas sus hermanas y al de su madre vaya, si es que nos ha llegado a nosotras que no nos toca ni la guitarra.

Desde luego no se podrá decir que Khloé no está pasando por el momento más dulce de su vida y nos alegramos porque... ¡Ya le tocaba!

Ahora ya sí que sí, nos queda un suspiro para que la nueva integrante del 'klan' Kardashian llegue al mundo y nos podamos morir de amor igual que nos pasó con todos sus primitos.