CORDON

Las Kardashian no siempre han sido ricas (o eso dice Khloé)

CUORE.ES -

El mundo se divide entre las personas que no sabe quiénes son las Kardashian y las que lo saben y creen que son niñas ricas de toda la vida. Si te encuentras en el segundo grupo, Khloé Kardashian (37) quiere que te quites esa idea de la cabeza.

via GIPHY

La diseñadora (de vaqueros, que es su última ocupación) ha concedido una entrevista a un suplemento del Daily Mail para hablar del trabajo, del amor y de la familia... Y sobre esto último ha querido relatar cómo fueron esos años Kardashian que no conocemos porque aún no tenían su reality.

"Mi padre creía que tenías que ganarte cada dólar. Así que desde los 14 años teníamos que tener trabajos de verano. Yo trabajé en su oficina como ayudante y en una tienda de ropa, pero como solo tenía 14 años, no podía trabajar en la caja así que tenía que limpiar el almacén y los baños."

Así que, a pesar de vivir rodeadas de lujo en casa de sus padres, las Kardashian tuvieron que aprender desde jóvenes, según ella misma cuenta: "Mi padre era increíblemente rico. Teníamos una mansión en Beverly Hills y Rolls-Royces. Mis padres solían organizar fiestas extravagantes. Teníamos ponis y norias. Era una vida maravillosa. Mi padre había sido pobre, se hizo así mismo y estaba orgulloso de ello, como debe ser. Era un hombre inteligente. Pero también era muy estricto: íbamos a dar comida a los sin techo en Skid Row, y no creía en darnos dinero. Ninguno de nosotros tenía tarjetas de crédito a pesar de que todos nuestros amigos las tenían."

via GIPHY

Después de todo esto, llegaría la muerte de su padre, que sufrió un cáncer de esófago y que afectó muy especialmente a Khloé. De nuevo, las limitaciones económicas llegarían: "No recibimos ni un dólar cuando murió. No teníamos herencia, ni su casa ni sus coches ni nada. Yo estaba trabajando para él y su compañía fue arrebatada así que me quedé sin trabajo y fueron muchas cosas para procesar a la vez. Creo que la gente no se da cuenta de que ninguno de nosotros teníamos fondos fiduciarios. Me echaron de mi piso porque no podía pagar el alquiler, así que me mudé con Kourtney [su hermana mayor] y creamos Dash [su cadena de tiendas]. Financieramente, fue un buen aprendizaje para una chica de 19 años, saber que cuando tienes un sueldo, ¡no te lo puedes gastar todo!"