Deichmann

Kendall y Kylie Jenner se ríen de sus preferencias amorosas ¿Raperos o deportistas?

En su último vídeo de TikTok

PATRICIA ÁLVAREZ | CUORE.ES -

Kendall Jenner (25) y Kylie Jenner (24) tienen nuevo vídeo en TikTok en el que bromen sobre sus preferencias en lo que a hombres se refiere. Se trata de un nuevo reto de esta red social para hacer en parejas en el que aparece a cada lado de la pantalla dos opciones, y cada uno tiene que ir hacia el lado con el que se identifiquen más.

La primera decisión era fácil: supermodelo vs modelo de Instagram, y aunque Kylie intentó colarse en el lado de supermodelo, Kendall se encargó de empujarla hacia el lado opuesto. A continuación, le llegó el turno a desvelar quién era la favorita de mamá, y quién la de papá, algo que también tuvieron muy claro ya que Kylie caminó hacia el lado de su padre y Kendall hacia el de su madre.

@kyliejenner

i’m still a supermodel on the inside

♬ original sound - Alexandra Karadimas

Sin embargo, cuando surgió el dilema 'hoopers' o 'rappers' (baloncestistas o raperos), ambas hermanas escondieron sus caras mientras caminaban cada una hacia su lado de la pantalla. Kylie, tiene debilidad por los raperos, y así lo demuestra su relación con Travis Scott y la hija que tienen en común, Stormi, mientras que Kendall, que se le ha relacionado románticamente con varios deportistas como Jordan Clarkson, Blake Griffin y Ben Simmons, caminó bajo la parte de los jugadores de baloncesto.

Todo apunta a que Kylie y Travis se han reconciliado, o al menos eso ha dejado caer ella en su perfil de Instagram, pero no sabemos cómo se habrá tomado eso de que ella se tape la cara al reconocer que le van los raperos. Mientras llega o no la confirmación oficial, de lo que no tiene duda el cantante es de que siempre estará ahí para su hija: "Stormi es uno de los mejores seres humanos que conozco. Es como mi mejor amiga. Ella hace la vida un poco más fácil. Me inspira y me sorprende cada día con su forma de pensar. Es una locura. Amo a su mami y siempre lo haré. Lo difícil de las relaciones es tratar de estar en una sin que un millón de voces externas interfieran".