GTRES

Kendall Jenner, (doblemente) acosada en su casa: hace las maletas

Tiene un superplan para protegerse de los acosadores

Después de vivir lo que ha vivido... Kendall ha hecho las maletas y ha salido por patas. 

ROCIO ROBLEDO | CUORE.ES -

Los últimos tiempos han resultado muy duros no, durísimos para Kendall Jenner (25): su victoria legal al conseguir una orden de alejamiento temporal contra un hombre obsesionado con ella, que llegó a amenazar con dispararla y quitarse la vida justo después, se vio empañada por un aterrador incidente que se había producido justo un día antes. ¡Pero qué miedito!

Un desconocido se coló en el jardín de su mansión en Beverly Hills en plena madrugada, cuando ella se encontraba en el interior de la vivienda, con la intención de bañarse desnudo en su piscina y también estuvo golpeando las ventanas mientras gritaba su nombre. Madre mía... 

Su acosador, que actualmente se encuentra en un centro psiquiátrico, podría ser puesto en libertad en cualquier momento, según informa el portal TMZ, y el intruso del anterior fin de semana ya se encuentra en la calle después de que la policía le arrestara por un delito menor de allanamiento y pasara solo seis horas entre rejas. Pues estamos apañadas entonces. 

Los primeros rumores, de los que se hizo eco el mencionado medio, apuntaban a que la estrella de las paralelas había reforzado su equipo de seguridad como medida de precaución, pero al parecer ni siquiera eso ha conseguido que se sienta protegida en su propio hogar, por lo que ahora se habría marchado a una localización secreta acompañada de varios de sus guardaespaldas, que irían armados.

Por el momento no está claro que si se está planteando vender su propiedad después de hacer lo mismo con su anterior casa en 2017 tras enfrentarse a una serie de sustos similares. Por otra parte, Kendall se ha quejado en muchas ocasiones de que la costumbre de los paparazzi de fotografiarla a la salida de su propiedad, incluyendo detalles en esas imágenes que publican más tarde los medios que permiten adivinar su dirección, ha contribuido a ponerla en un grave peligro. Pues eso es verdad... 

Mientras tanto, Kendall ha puesto rumbo al campo para desconectar de todo este jaleo entre flores y gallinas. Desde luego que le están haciendo la Pascua... 

¡Ánimo, Kendall!