Kelly Osbourne comienza a eliminar sus tatuajes con láser

El primero en caer, ha sido el piano que lleva dibujado en el brazo.

Kelly Osbourne tuvo una adolescencia oscura, en la que incluso llegó a caer en un centro de rehabilitación. Ahora, parece que ha decidido dar carpetazo a esa época, y someterse al doloroso láser para eliminar los 15 tatuajes que adornan su cuerpo.

En una reciente entrevista, comentaba que en esa época "era miserable y quise hacerme tatuajes sin nigun motivo. Uno de ellos es un piano eléctrico y yo ni siquiera se cómo tocar un piano".

De hecho, ha comenzado por borrarse este piano, que parece un dibujo con rotuladores de un niño, y ha subido a su cuenta de Instagram la foto que confirma que se ha decidido a dar carpetazo al pasado.