GTRES

Los padres (religiosos) de Katy Perry viven como Dios: se han gastado el dinero del cepillo en viajazos

Miniescándalo religioso

Lo de predicar con el ejemplo es cosa que los padres de la cantante NO HACEN.

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

Es cierto y sabido que los padres de Katy Perry (36) se dedican a la vida religiosa. Son los pastores evangelistas Maurice Keith Hudson y Mary Christine Perry que se convirtieron después de una juventud bohemia. Maduraron y ahora tienen una organización benéfica con la que organizan conferencias, charlas de motivación y cosillas por el estilo un poco por todo el mundo. Hasta aquí todo genial, el caso es que acaba de salir a la luz el pastizal que se dejan en dichos viajes... Viven a todo tren con las donaciones religiosas que reciben. 

Maurice Keith y Mary Christine despilfarran la pasta de sus seguidores, o por lo menos eso es lo que se dice. ¡'Boom'! (Y no lo decimos por Orlando.) Ha sido el tabloide británico Daily Mail quien ha avanzado con la noticia: se han cepillado 178.000 dólares en retiros, vuelos y estadías en hoteles de lujo. Esto solo en un año, dejando a su organización solo con 7.000 dólares en efectivo.

Papi al habla

En porcentajes, estaríamos hablando del 96% del 'money' recaudado, un auténtico pastizal que ha ido a parar a la contabilidad de hoteles de la cadena Marriot (que suelen ser carísimos). También hay facturas de comidas, coches y otras cosillas del mundo de los ricos. ¿Cómo te quedas?

La mayor parte de las conferencias que organizan Maurice Keith y Mary Christine se llevan a cabo en Hawái y San Diego. La madre de Katy Perry suele hablar en varios idiomas, asegurando 'sanar' a la gente que allí acude. De peli.

La noticia se ha sabido por los documentos de dicha organización religiosa. Se presentó la declaración de la renta a Hacienda, y zasca, miniescándalo religioso al canto. Por lo visto, solo en 2019 se recaudaron casi 200.000 mil dólares. 185 mil, de los que volaron 178. 

Como te decíamos, los Hudson (así se apellidan) son especialistas en organizar sus 'Arise Conferences' en destinos exóticos un poco por todo el planeta: Malasia, Francia, Bélgica, Panamá, Suiza... Y supuestamente utilizan el dinero de las donaciones para ayudar a víctimas de violencia doméstica. Pero claro, si hay que viajar, hay que hacerlo en gran estilo (ejem).

Y qué pensará Katy de todo esto, te estarás preguntando. Pues mira, la cantante ha dicho ya varias veces que su educación ha sido muy estricta, hasta tal punto que de pequeña la enviaron a un campamento religioso. Lo hicieron para alejarla del 'universo gay', así que imagínate. Katy Perry se distanció de sus padres con la música, pero parece que el nacimiento de su primera hija la ha vuelto a acercar a su familia. De los despilfarros de sus padres, Katy no ha dicho nada. De momento.