PALACE LEE / SplashNews.com / GTRES

Si eres madre, a lo mejor también te ha pasado lo que a Katy Perry

CUORE.ES -

Puede que la cantante Katy Perry (36) haya estado muy ocupada en los últimos tres meses con actuaciones musicales, apariciones televisivas y demás actividades ligadas a su carrera profesional, labores que ha tenido que compaginar con sus nuevas responsabilidades como madre de la pequeña Daisy Dove, fruto de su relación con el actor Orlando Bloom (44).

Sin embargo, en la última conversación que ha mantenido en vivo y en directo con sus seguidores de Instagram, la estrella del pop no ha hecho demasiadas referencias a las dificultades que ha de entrañar la combinación de ambas facetas, sino más bien a las satisfacciones que se desprenden de poder disfrutar tanto de su trabajo como de la crianza de su niña.

En ese sentido, la californiana ha vuelto a dejar muy claro que, en el caso de que su labor profesional y el cuidado de su hija provocaran incompatibilidades de cualquier tipo, su prioridad absoluta iría siempre ligada al bienestar de Daisy, quien no solo ha cambiado radicalmente su vida desde su nacimiento el pasado verano, sino de la que también ha afirmado que le está ayudando a estar más presente en el día a día y a concentrarse en lo que de verdad importa.

"Me ha cambiado la vida y no dejará de cambiármela", ha respondido así a uno de los internautas que ha querido conocer de primera mano el impacto que la maternidad ha tenido en la existencia de la intérprete. "Creo que cuando eres madre... Tienes que centrarte fundamentalmente en eso, el resto de las cosas han de orbitar sobre ello. No es que dejes de querer a otras personas o que no te importe tu trabajo, pero es que sabes que tu principal misión es ser una buena madre. Hay un montón de cosas que se acaban derrumbando cuando te conviertes en madre, es el mejor trabajo del mundo", ha aseverado en su charla con los fans.