GTRES

El fan que acosaba a Katy Perry, deportado

Un peso menos.

VICTORIA LUPIÁÑEZ | CUORE.ES -

El calvario en el que vivía Katy Perry (36) por culpa de un fan obsesionado con ella ha llegado a su fin. A partir de ahora va a poder respirar un poco más tranquila porque el hombre ha sido condenado después de intentar, por todos los medios, subirse al escenario con ella en el transcurso de un concierto.

Pawel Jurski de 37 años y natural de Polonia va a tener que hacer las maletas para volver a su país de origen puesto que la condena que ha interpuesto el juez no ha sido otra que la deportación. La policía asegura que había ido a seis conciertos de la cantante en unos 20 días y que en todos había intentado acercarse a ella.

El propio Jurski ha confesado que la persiguió en secreto, como si de un detective se tratase, hasta un restaurante donde planeaba entrar y sorprenderla. ¿Cómo? Pues según sus propias palabras, "lo que sea necesario para estar con ella".

Pero según cuenta el jefe de seguridad de la cantante, no son los únicos incidentes que ha habido con Jurski. El fanático fue expulsado de un hotel en Miami por colarse la planta en la que se encontraba Katy e intentar conocerla. De la manera que fuera. Pues sí que es persistente el hombre, sí.

Por todo ello ha sido declarado culpable de delito mayor de acoso, delito menor merodeador y resistencia al arresto. Casi nada. Y esto ha llevado a que la condena sea la deportación al país de origen, ya que estaba en Estados Unidos con un visado de turista.