GTRES

Las zapatillas son los nuevos cepillos de dientes: Kanye West y Kim Kardashian ya no viven juntos

El divorcio del siglo.

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

¿Qué te llevarías si rompieras con tu pareja y tuvieras que marcharte de casa? El cepillo de dientes estaría en tu lista de 'objetos indispensables', ¿verdad? Kanye West (43) tiene otro tipo de preocupaciones. A ver, no es que el rapero no sea un chico limpio, ni nada por el estilo. El caso es que desde Page Six aseguran que la 'power couple' ya no vive bajo el mismo techo. Esto porque lo han pillado a él sacando de la residencia familiar a sus 500 zapatillas. Sí, 500, lo has leído bien.

Lo primero: que nadie vuelva a decirte nunca más que tienes demasiados zapatos. Kanye West tiene 500. Lo segundo: la separación de Kim Kardashian (40) y el padre de sus hijos empieza a ser muy pero que muy definitiva. Ningún ser humano se lleva medio millar de zapatos sin estar seguro de que no va a volver, ¿verdad?

¿Y el sufrimiento? No preguntes

Los rumores de crisis en el paraíso no son de ahora. Se dijo incluso que Kanye mantenía un 'affaire' con el youtuber Jeffree Star, quien de hecho vive en Wyoming, muy cerca de West. A ella no se le conoce ninguna relación, pero ya sabes que este tipo de informaciones van saliendo a la luz muy des-pa-ci-to (como la canción de Luis Fonsi).

Vale, vale. Vayamos al grano. Fuentes cercanas han dicho ya que "Kim y Kanye están haciendo vidas separadas. No tienen contacto", informa Page Six. Y si eres de las que aún no se lo cree (a nosotras también nos cuesta aceptarlo), he aquí lo que podría ser la prueba definitiva de la ruptura: Kanye se ha llevado su preciada colección de zapatos. Su tesoro, vamos.

El divorcio, según los más allegados, llegará cuando Kim esté psicológica y emocionalmente preparada para asumirlo. Podría ser, curiosamente, el final del reality 'Keeping up with the kardashians' (lo tendrán todo pensadísimo).

Kim y Kanye se casaron en Italia en 2014. Tienen cuatro hijos: North (7 años), Chicago (3), Saint (5) y Psalm (1). En principio los niños se quedarían con la madre, pero habrá que ver cómo va a ser el día a día de los pequeños. Su padre estaría en Wyoming, y la progenitora, en Los Ángeles.