GTRES

Kanye West cree que será un 'homeless' en un año

Está convirtiendo todas sus casas en iglesias

El tiene un gozo en el alma, ¡grande!

PATRICIA ÁLVAREZ | CUORE.ES -

Hace casi tres años Kanye West (44) (Ye para los amigos) protagonizó su reinvención más inesperada cuando se presentó ante el mundo como una especie de pastor o líder religioso al frente de unos servicios dominicales que incluían música y una estética muy cuidada. Estas reuniones fueron ganando popularidad a lo largo de 2019 y se convirtieron en una cita obligada para todas las celebridades que formaban parte del círculo social tanto del rapero como de su entonces familia política, los Kardashian-Jenner.

Pues bien, ahora dice que cree que se quedará "sin casa en un año" porque piensa convertir todas sus propiedades "en iglesias". Como te imaginarás, el rapero ha acumulado una gran cartera de propiedades gracias a su lucrativa carrera musical, pero ahora ha decidido combatir la "regla capitalista" y darse a sus feligreses.

GTRES

"Estamos bajo el dominio del capitalismo y eso nos está matando. Es hora de cambiar eso. Dentro de un año me quedaré sin casa. Voy a convertir todas las casas que tengo en iglesias. Vamos a hacer un orfanato, y será un lugar donde cualquiera pueda ir".

Posteriormente, Kanye explicó que está en proceso de construir el orfanato, y que las necesidades básicas deberían "estar siempre disponibles". "Estamos construyendo este orfanato, y será un lugar al que podrá ir todo el mundo. Debería ser como una comuna de artistas. La comida debe estar siempre disponible", ha dicho a la revista 032c Magazine.

En cuanto a sus misas, el ex marido de Kim Kardashian (41) volvió a celebrar, hace cosa de un mes, uno de estos encuentros espirituales, que están abiertos a personas de todas las religiones, para retransmitirlo a través de servicios de streaming como Triller o Fite TV, y entre los invitados se encontraban dos estrellas de la música tan diferentes como Justin Bieber (27) y Marilyn Manson.

En el caso del primero de los dos cantantes, él trató de mantener un perfil bajo (lo que viene siendo ir de incógnito) ocultándose bajo la capucha de la chaqueta que llevaba puesta, aunque en un momento dado sí se hizo con el micrófono para anunciar: "Hoy expulsamos toda presencia demoníaca en nombre de Jesús". Manson, sin embargo, que ha permanecido retirado de la vida pública después que una decena de mujeres le acusan de abusos sexuales, sí adoptó un papel más activo liderando uno de los círculos de oración y en un momento dado se inclinó hacia Kanye para tocarle la frente con la suya mientras ambos cerraban los ojos.