OConnor- Arroyo/AFF-USA.com / GTRES

A Kanye West no lo invitan al cumple de Chicago y Travis Scott le da el chivatazo

Movida máxima

Kanye West se quejó a través de redes sociales de que las Kardashians no le habían dicho dónde se celebraba el cumpleaños de Chicago y gracias a Travis consiguió llegar.

MARIA JIMENEZ | CUORE.ES -

Ojito cuidado porque se ha liado pardísima en el clan Kardashian. Mientras que la celebración del 'baby shower' del próximo hijo de Kylie Jenner (24) salió de maravilla, resulta que la celebración conjunta de los cumpleaños de Stormi y Chicago no salieron tan bien como esperaban las Kardashians. Cuando la fiesta ya había empezado, Kanye West (44) recurrió a sus redes sociales para asegurar que las Kardashian no le habían dicho dónde se celebraba la fiesta y que fue Travis Scott quien finalmente le dio la dirección de la misma. Sorpresa: era en casa de Kylie Jenner y Travis Scott.

Lo mejor de todo es que tras postear estos vídeos en los que claramente dejaba a las Kardashians en muy mal lugar, conseguía llegar a la casa (dicen los rumores que Kylie tuvo que salir para indicar a los equipos de seguridad que lo dejasen pasar) y dentro de la misma disfrutaba de la fiesta al ladito de la matriarca, Kris Jenner (66). ¿De qué hablarían?

Una celebración con polémica incluida que llega después de que Kanye West se haya hecho con la mansión de enfrente de la de Kim Kardashian. Vaya, que va a poder ir a pedirle sal

Y como Kanye sabía que esta decisión iba a ser motivo de polémica ha ofrecido una entrevista donde habla de por qué este movimiento inmobiliario (aparte de porque está forrado, claro está). "Mira, cuando mi mamá me llevó de Atlanta a Chicago, mi papá no vino a la ciudad más fría y peligrosa del mundo para estar a mi lado. Él dijo: ‘Me quedaré en Atlanta. Nada que tenga que ver con mi carrera, con el rap, con la prensa, con nada de eso, nada me alejará de mis hijos. Y eso es lo que quiero que todos sepan. No juegues conmigo, no juegues con mis hijos. No hay seguridad que se interponga entre mis hijos y yo y no me van a hacer luz de gas". 

Unas palabras que daban a entender que Kim le habría denegado ver a sus hijos. Sin embargo, TMZ ha hablado con una fuente cercana a Kim que asegura que "la socialité nunca le ha negado tiempo con North, Saint, Chicago o Psalm. Lo único que pide Kim es que le avise con tiempo para poder organizar su agenda y la de los niños. Ella quiere que pasen con su padre todo el tiempo posible, pero dentro de un horario organizado y consensuado".