ISTOCK

Kanye West ya es consciente de su divorcio de Kim Kardashian

Le ha costado un poquito pero...

CUORE.ES -

A pesar de sus reticencias iniciales a la hora de asumir el fin de su matrimonio tras siete años de convivencia y con cuatro hijos en común, el rapero Kanye West (44) habría llegado ya a la conclusión de que no le queda más remedio que aceptar que su historia de amor con Kim Kardashian (40) ha terminado. Eso explica que el músico vaya a facilitar al máximo su proceso de divorcio y el objetivo de que su relación con la madre de sus cuatro hijos sea lo más amistosa posible.

Una de las escasas declaraciones que ha trascendido de su paso por los juzgados es que el artista y la del 'Klan' compartirán la custodia de su prole, North West (8), Saint, Chicago y Psalm, una vez estén oficialmente divorciados: un acuerdo que encaja perfectamente en los alagos que la empresaria ha dirigido siempre al cantante cuando se trata de valorar su papel de padre. Según fuentes de su entorno, Kanye quiere que la familia permanezca unida con independencia de la naturaleza del vínculo personal entre los dos padres.

Y más:

- Kanye West se marca un 'unfollow' con las Kardashian al completo 
- Kim Kardashian siente un gran fracaso con Kanye West

"Kim y Kanye están pasando mucho tiempo juntos con sus hijos. Kanye ha asimilado finalmente que Kim quiere divorciarse y no pondrá más impedimentos. Durante un largo período de tiempo esta situación fue muy dura para él. Estaba decepcionado y disgustado, pero ahora ha vuelto a encauzar su vida", ha apuntado una fuente a la revista People, añadiendo que Kanye hará todo lo que esté en su mano para que su relación con Kim sea cordial y, por tanto, beneficiosa para sus pequeños.

"Kanye quiere lo mejor para sus hijos. Ahora mismo tiene una relación muy amistosa con Kim y sabe que eso hace a los niños felices. Han estado pasando tiempo juntos como la familia que son, y eso es lo más importante", ha señalado el confidente acerca de esa visita privada de la que los seis disfrutaron el pasado fin de semana en el Museo de Arte Asiático de San Francisco, en California.