GTRES

Kanye West se compra un pisito de soltero a 9.000 kilómetros de Kim Kardashian

Muy cómodo para la custodia compartida, oiga.

Se ve que con el rancho no tenía suficiente.

PATRICIA ÁLVAREZ | CUORE.ES -

Cuando una pareja famosa y con chorricientos millones de dólares en el banco como Kanye West (44)Kim Kardashian (41) se divorcian, lo normal es que uno de ellos acabe comprando un pisito de soltero en el que vivir después de la separación. Lo que ya no es tan normal es que ese pisito, en lugar de estar cerca del de su ex, por el tema de la custodia compartida de los hijos, esté a casi 9.000 kilómetros de distancia. Y es que, no es que el rapero se la haya comprado en otro país, es que se ha ido a otro continente, concretamente a Bélgica.

Según el periódico flamenco Het Laatste Nieuws, tal y como informa The Sun, el cantante ha comprado una propiedad en un exclusivo barrio de las afueras de la ciudad de Amberes. Además, lo curioso es que West, después de pasear por el barrio entabló una conversación con uno de los vecinos, Peter Hoste, que dijo no conocer en absoluto al creador de Flashing Lights ni su obra. "Creo que Kanye pensó que era divertido que no tuviera ni idea de quién era", dijo.

via GIPHY

Los detalles de la venta fueron confirmados a Het Laatste Nieuws por fuentes cercanas al decorador de interiores belga Axel Vervoordt, que es amigo de Kanye y ya ha trabajado con él en la casa que compartía con Kim en Calabassas.

Desde luego, es bastante raro que haya elegido Bélgica como destino para su casa, pero sinceramente, después de haberle visto mudarse a un estadio, ya poco nos sorprende. Después de la primera fiesta de presentación de 'DONDA', su próximo trabajo musical, bautizado así en honor a su madre, fallecida en 2007, y que vino a confirmar su reconciliación con Jay Z, el cantante quiso mostrar a sus seguidores su nueva 'chocita' dentro del Mercedes-Benz Stadium, el lugar donde hizo dicha presentación.

Y es que, el cantante de 'Stronger' se fue a vivir al recinto deportivo de Atlanta mientras terminaba su álbum, ya que allí nada le distraía de su trabajo ya que en su habitación contaba solo con lo básico: un pequeño dormitorio, que estaba escasamente amueblado con sólo una pequeña cama, un armario abierto, algunos equipos de entrenamiento y un televisor. Por supuesto, no faltaba una pequeña colección de zapatos y ropa y una botella de agua junto a la cama, así como una maleta abierta en el suelo.