GTRES

Kanye West se cambia el nombre por uno muy bíblico

¿Sus hijos también dejarán de llamarle papá por este nuevo nombre?

Oye, dont go 'Ye'.

PATRICIA ÁLVAREZ | CUORE.ES -

¿Te acuerdas cuando te contamos que el rapero Kanye West (44) no parecía conformarse con ser alternativamente conocido como 'Ye' en lo que a su carrera musical y las redes sociales se refiería?. Este sobrenombre con el que lleva ya jugando varios años y que le sirvió para titular uno de sus álbumes más exitosos hasta la fecha, 'Yeezus', parecía que iba a pasar a ser su nombre oficial ya que, según aseguraba hace unos meses el portal de noticias 'The Blast', el artista había iniciado los trámites legales para cambiar oficialmente su nombre y extender el uso de este apodo a todos los ámbitos de su vida cotidiana.

El citado medio tenía por aquel entonces en su poder una serie de documentos legales que parecían apuntar en esa dirección, ya que el estado de California exige que un cambio así sea validado por un juez. Las razones que presentó el exmarido de Kim Kardashian (40) señalaban únicamente "motivos personales" para alterar su nombre, por lo que de momento no teníamos más información sobre cuál había sido su motivación para cambiar de nombre a estas alturas de su vida.

Pues resulta que ya está todo resulto y solucionado y Kanye West ya no se llama así, pues ahora su nombre oficial es Ye, desde que ayer la jueza del Tribunal Superior de Los Ángeles, Michelle Williams, accediera a aprobar su petición, según informa 'Deadline'.

Ye explicó hace poco en una entrevista radiofónica que su apodo es "la palabra más usada en la Biblia", y dijo que en la Biblia significa 'Ye' significa "tú".

Pues con la iglesia hemos topao

En lo que a su vida personal se refiere, el divorcio de Kim y Ye viene con gastos muuuuy altos y ella le ha pagado a él 23 millones de dólares a repartir entre su casa y algo muy inesperado. Porque además de la custodia de sus cuatro hijos en común, otro de los asuntos más peliagudos que el ex matrimonio ha tenido que abordar en el marco de su divorcio ha sido quién se quedará la mansión de Hidden Hills en la que vivían juntos hasta hace poco y que se han pasado media vida reformando.

Según los documentos presentados ante el Tribunal Superior de Los Ángeles la semana pasada y obtenidos por la revista People, la casa fue tasada por un experto independiente en junio de 2020. Finalmente ella, generosa, ha acordado pagar a su antiguo marido 20 millones de dólares por el edificio, que cubre la inversión inicial que realizaron para hacerse con la propiedad. También ha soltado una buena pastita adicional, que es la más llamativa, de otros 3 millones por todos los acabadosmuebles, accesorios, electrodomésticos, piezas de coleccionista, plata y arte que se encuentran actualmente en el interior.