GTRES

Kaia Gerber hace borrón y tinta nueva: se ha quitado un tatuaje

No pasa nada, tiene como chorricientos más repartidos por todo el cuerpo

Está siguiendo los pasos de su ex, Pete Davidson.

PATRICIA ÁLVAREZ | CUORE.ES -

La afición de Kaia Gerber por los tatuajes no es nada nuevo. De hecho, tenía tanto mono durante los meses del confinamiento por no poder hacerse más, que hasta decidió hacerse uno casero sin instrumental ni nada. Sin embargo, parece que no se siente igual de orgullosa de todos ellos y ha decidido borrarse el que llevaba en el hombro.

Así, la extensa colección de tinta de la hija de Cindy Crawford parece que acaba de reducirse un poco. La modelo de 20 años está eliminando el diseño que representaba un torso femenino en forma de corazón y que supuestamente era un homenaje a su amiga Charlotte Lawrence, según reveló ella misma a Vogue el pasado mes de mayo.

Según puede verse en sus últimas fotos, en su hombro ya solo se aprecia una leve sombra de lo que en su día fue un 'tattoo' de la amistad, y que esperemos no signifique que Charlotte y ella ya no son amigas. Y no solo porque siempre es muy triste que se acabe una amistad, sino porque de ser así también tendría que borrarse otro tatuaje más íntimo que tiene a juego con ella. "También tenemos tatuajes de las tetas de la otra", dijo a la revista.

Incluso sin el tatuaje en el hombro, Gerber ha acumulado una buena colección de pequeños tatuajes a lo largo de los años, así que seguro que no echará mucho de menos uno de sus diseños.

La que seguro que no echa nada de menos su 'tattoo' borrado es Angelina Jolie (46), que decidió no solo eliminar su ex marido Brad Pitt (57) de su vida, sino también de su piel. Seguro que recordarás la ristra de coordenadas que la actriz lleva en su brazo izquierdo. Se trata, en realidad, de las coordenadas del lugar de nacimiento de las personas más importantes de su vida: sus seis hijos Maddox, Pax, Zahara, Shiloh, Vivienne y Knox, y un último que correspondía a Brad.

Pues bien, ahora esa séptima línea ha desaparecido casi por completo de su brazo, y en su lugar solo queda una pequeña sombra que seguro que desaparecerá con un par de sesiones más de láser, con la que borrar al actor definitivamente de su cuerpo.

Una curiosidad de este tattoo que se ha borrado es que cuando se lo hizo, muchos pensaron que se trataba de un séptimo bebé que venía en camino o que estaba en proceso de adopción, pero la actriz se encargó de despejar todas las dudas al confirmar que se trataba de las coordenadas del lugar de nacimiento de su entonces pareja.