Nancy Rivera / SplashNews.com / GTRES

Justin y Hailey Bieber lloran por Selena Gómez en la MET gala

A voz en grito, además. 

CUORE.ES -

La alargada sombra de Selena Gomez (29) nunca ha dejado de perseguir a Justin Bieber (27), y viceversa. Muchos de sus fans no han superado aún la enésima ruptura que protagonizaron en 2018 y que acabó siendo la definitiva, porque unos meses más tarde él se comprometió con su actual mujer Hailey Bieber (25).

Este lunes 13 de septiembre le llegó el turno al cantante de enfrentarse a su pasado sentimental y al revuelo que aún sigue generando a su paso por la gala del MET acompañado de Hailey. La pareja llegó junta a las escaleras del Museo de Arte Metropolitano y bastante predispuesta a posar para los fotógrafos allí concentrados, algo que no siempre resulta habitual en Justin.

Sin embargo, la situación se volvió rápidamente muy incómoda cuando varios de los curiosos que se habían reunido para presenciar la llegada de los famosillos empezaron a corear el nombre de Selena a voz en grito. Rápidamente se les unieron muchos otros y en un vídeo que circula ahora por las redes sociales se puede ver tanto a Justin como Hailey manteniendo la compostura mientras escuchaban los gritos.

@returnofbizzle

so disrespectful. he loves her sm. ##AEJeansHaveFun ##justinbieber ##KeepItRealMeals ##haileybieber ##foryoupage ##jailey ##foryou ##belieber ##bieber ##metgala

♬ original sound - Sam Arrow

La falta de reacción por su parte podría deberse a una cuestión de puro pasotismo porque ambos han dado en varias ocasiones su opinión acerca de la obsesión que sigue existiendo en torno a 'Jelena', es decir, la pareja que formaron en su día Justin y Selena. En marzo de 2019, el cantante salió al paso de los rumores que afirmaban que se había casado en un tiempo récord con Hailey para 'vengarse' de su ex asegurando que Selena siempre ocuparía un lugar en su corazón, pero que él estaba locamente enamorado de su esposa.

En abril de ese mismo año Hailey publicó su propio mensaje afirmando que no iba a permitir que las "fantasías delirantes" de unos "desconocidos" afectaran a su relación de pareja, para recomendar a continuación a todos los que opinaban al respecto que pasaran página como habían hecho tanto Justin como ella.