GTRES

Justin Bieber se rapa la cabeza y corta las críticas por apropiación cultural

Estrena nuevo look justo antes de anunciar las fechas de su nueva gira

Adiós rastas.

PATRICIA ÁLVAREZ | CUORE.ES -

Las rastas de Justin Bieber (27) ya son historia, al menos de momento, porque el cantante nos ha sorprendido a todos con un cambio de look que le ha dejado la cabeza totalmente despejada con un corte muy apurado al que sinceramente nos tiene poco acostumbradas. 

El domingo tanto el como su mujer, Hailey Bieber (24), fueron a comer y pasar una tarde de domingo juntos cuando, a la salida del restaurante se encontraron unos cuantos paparazzi dispuestos a inmortalizar su cambio de look radical. Por eso, solo unas horas después, decidió dar el mismo la 'exclusiva' subiendo a su perfil de Instagra, una foto de su nuevo aspecto, aunque obviándolo por completo en el texto.

Claro, al ver esta imagen muchos de sus fans se preguntaron cuál había sido el motivo por el que decidió decir adiós a sus rastas. ¿Es simplemente un cambio antes del verano para estar más fresquito? ¿O es que se ha cansado de recibir comentarios acusándole de apropiación cultural en cada foto nueva que compartía? 

Desde luego, pese a que ha sido un tema recurrente desde que decidió hacerse ese peinado, nunca había contestado a ninguna de esas acusaciones ni había hablado del tema en sus redes sociales, ya que para él son solo una herramienta más con la que compartir su trabajo y sus proyectos, su vida familiar junto a su mujer y sus creencias religiosas, un contenido al que ya se han acostumbrado todos sus seguidores.

Es cierto que no es el primer famoso (ni seguramente será el último) en ser acusado de apropiación cultural, pues otros como Rihanna (33), Rosalía (27) o más recientemente Kendall Jenner (25) con su nueva empresa de tequila, ya han lidiado con este tipo de críticas, pero viendo lo poco que le han durado las rastas es muy posible que esto haya influenciado, y mucho, la decisión de Justin.

Sea como sea, lo cierto es que el cantante ha decidido cortar de raíz (literalmente) todas las polémicas así que ahora sus 'haters' deberán encontrar otra excusa para volver a criticar su look.