Justin Bieber progresa adecuadamente

El cantante ha asistido a sus clases de control de agresividad.

El 2014 no fue un buen año para Justin Bieber. Sus problemas con la justicia fueron constantes. Uno de los más graves fue cuando sus vecinos le denunciaron por haberles tirado huevos a la fachada de su mansión en Calabasas.

17 meses después de este incidenteJustin Bieber acaba de terminar las 12 clases para controlar su agresividad que le impuso el juez. Ahora, tiene que completar las horas de servicio comunitario.

El canadiense está a prueba hasta 2016, tiene que acudir al centro Voluntarios de América del sur de Los Ángeles cinco días más para cumplir su sentencia.

Además, de esto Justin Bieber ingresó a sus vecinos 80.000 dólares por los daños materiales causados en su vivienda tras su acto de vandalismo.

El cantante ya no quiere saber más de esa casa y la puso a la venta. Actualmente vive en ella Khloé Kardashian.

Parece que Justin Bieber este año ha madurado y han sido ya varias veces las que ha pedido perdón por sus comportamientos poco apropiados del pasado.