ROMA / GTRES

Un fan declara marido y mujer a Justin Bieber y Hailey Baldwin

CUORE.ES -

Los primeros rumores que planteaban la posibilidad de que Justin Bieber (27) y Hailey Baldwin se hubieran casado 'en secreto' surgieron cuando a mediados de septiembre fueron vistos entrando en un edificio de la administración pública neoyorquina. En aquel momento algunas voces señalaron que se trataba de las oficinas en que se expedían las licencias matrimoniales, el documento legal que autoriza a una pareja a celebrar su matrimonio, y que por tanto podían haber acudido allí a solventar un mero trámite antes de pasar por el altar, pero otras tantas aseguraban que en realidad habían celebrado una breve boda civil.

Esa última posibilidad es la que ha acabado dándose por buena en base a los comentarios de sus allegados (al tío de la modelo, Alec Baldwin, se le escapó por accidente que ya estaban casados), pero ahora ha sido el propio cantante quien ha confirmado la noticia mientras charlaba con un fan en el restaurante Joan's On Third de Los Ángeles al que había acudido con Hailey.

"Les dije que no sabía si darles o no la enhorabuena, y entonces les pregunté a bocajarro si estaban casados. Justin dijo: 'Sí, estamos casados'. También comentó que habían tenido sus más y sus menos, como cualquier otra pareja, y que él venía con un bagaje emocional importante. Comentó que Hailey era un ángel por apoyarle en todo momento, pero ella se limitó a poner los ojos en blanco cuando lo escuchó", ha asegurado en declaraciones al Daily Mail el mencionado admirador, que también grabó a los recién casados besándose apasionadamente sin importarles quién pudiera verles.

Esas declaraciones de su estado civil que habría realizado Justin, y que cabe destacar que se han conocido por boca de un tercero, contradicen la versión de los hechos que ofrecía hace semanas su prometida o mujer (ya no sabemos) cuando recurrió a Twitter para aclarar que, aunque comprendía de dónde habían surgido las especulaciones, ella no estaba aún casada.

La solución al misterio de cuál de las dos opciones sería la cierta podría ser muy sencilla: incluso si la pareja (a los que han visto visitando varias casas en venta, incluida la mansión que Demi Lovato posee en Hollywood Hills) se hubiera casado por lo civil, puede que ellos no se consideren un matrimonio como tal hasta que tenga lugar la ceremonia religiosa en la que intercambiarán sus votos, una posibilidad que se vería reforzada por la profunda fe cristiana que ha abrazado Justin en los últimos dos años y que comparte también su chica.