@jjaviervazquez / TWITTER

Lo que Jorge Javier Vázquez no para de hacer desde la muerte de Mila Ximénez

Después de casi tres meses del fallecimiento de la periodista. 

MARTA REQUEJO | CUORE.ES -

El 23 de junio moría Mila Ximénez a causa de un cáncer de pulmón. La presentadora siempre fue muy sincera y desde que se lo diagnosticaron, después de concursar en 'GH VIP' y sentirse mal físicamente, hizo partícipe a la audiencia de 'Sálvame' del proceso y su última decisión. Mila dejó claro que si el último tratamiento no funcionaba lo dejaría. 

Sus compañeros del espacio de Telecinco sufrieron esta gran pérdida ya que muchos se habían convertido en parte de su familia. Los homenajes como era obvio no se hicieron esperar y las redes sociales pronto se llenaron de fotos e imágenes para recordar a la periodista y su esencia. 

Ahora, tres meses después y con la idea de su ausencia un poco más asimilada, Jorge Javier Vázquez volvía a recordar a su amiga en Instagram. El presentador de 'Sálvame' publicaba una foto de ambos después de que Mila saliese de la casa de 'GH VIP' como finalista y en ella se puede ver la increíble complicidad que tenían. Junto a la imagen, el presentador escribe: "No hago otra cosa que pensar en ti".

Hace unos meses Jorge Javier decía que temía que llegaran las vacaciones y la hora de parar su trabajo ya que sería cuando tendría que asimilar que su amiga se había ido.  "Estuvimos todo julio sin parar y cuando paré sentía la necesidad de hablar de ella y acordarme de ella. Por primera vez en mi vida siento un vacío que no lo voy a poder llenar absolutamente con nadie. Tengo 51 años y han sido 20 años. Lo nuestro era una relación amorosa, porque había amor, de comodidad, confidencias... Es imposible que la tenga por nadie y me enfrento, por primera vez, a un vacío que no se va a llenar", contaba.

"Decir que la echo de menos me parece como poco. Aparecerá más gente, pero no como ella... No tenía planeado nada para estas vacaciones, porque sentía la necesidad de estar en casa, de estar recogido, en silencio y aceptar lo que había pasado. Me sentía muy identificado con ella, porque somos dos personas con muchos conflictos y tormentos. A lo largo de los años fuimos capaces de dominar esos conflictos y esos tormentos y los dos hicimos ese camino de luz", terminaba.