GTRES

Johnny Depp no dejaba a Amber Heard por... Sus ideas suicidas

El juicio del año

El actor temía que Amber se hiciera daño si la dejaba... 

CUORE.ES -

Johnny Depp (58) ha subido al estrado para testificar en su demanda por difamación de 50 millones de dólares contra su exmujer, la actriz Amber Heard, más de cinco años después de haber finalizado su divorcio. Y ojo a todo lo que se ha hablado ahí... Incluso de las ideas suicidas de Amber.

Durante su testimonio, el protagonista de 'Piratas del Caribe' afirmó, entre muchas otras cosas, que las acusaciones de violencia física, psicológica y sexual que la estrella de 'Aquaman' hizo en su contra días después de que finalizara su divorcio, "no están basadas en ninguna especie de verdad".

En cuanto a su relación con Heard, a quien conoció en el set de la película de 2011, 'The Rum Diary', dijo que ésta comenzó hasta la gira promocional de la película años más tarde, cuando ella parecía ser "demasiado buena para ser verdad".

"Ella parecía ser la pareja perfecta, en cierto sentido, para mí", dijo y añadió que, al principio, "era como si fuera demasiado buena para ser verdad. Era atenta, cariñosa, inteligente, amable, divertida y comprensiva. Teníamos muchas cosas en común... música, literatura, cosas de esa naturaleza. Durante ese año o año y medio, fue increíble. Sin embargo, después de ese tiempo, se había convertido casi en otra persona".

Depp volvió a subir al estrado y afirmó que, cuando las cosas empezaron a agriarse con Heard, se dio cuenta que parecía reproducir la misma relación que tuvo con su madre, de quien dijo que fue una persona sumamente violenta tanto con sus hijos como con el padre de Depp. "La señora Heard empezó con insultos denigrantes y eso se convirtió en una discusión a gran escala".

La estrella de Hollywood también dijo que cuando él y Heard tenían desacuerdos, se encerraba "constantemente" en el baño para alejarse de la situación. "Es una táctica", testificó Depp, que vio emplear a su padre mientras discutía con su madre durante su infancia.

"Me quedé. Estoy seguro de que de alguna manera está relacionado con el hecho de que mi padre se mantuviera estoico mientras mi madre lo golpeaba tanto", afirmó, señalando además que la actriz tiene una necesidad de conflicto. "Tiene una necesidad de violencia. Surge de la nada y lo único que aprendí a hacer con ella es exactamente lo que hice de niño, que es dar un paso atrás".

Asimismo, dijo que se mantuvo en la relación con la actriz seguramente por la misma razón que su padre lo hizo con su madre: "No quería fracasar. Quería intentar que funcionara. Pensé que tal vez podría ayudarla. Pensé que tal vez podría hacerla recapacitar, porque la Amber Heard que conocí durante el primer año, año y medio, no era esta opositora".

Depp también dijo que decidió quedarse en la relación, porque, según afirmó, temía que Heard se hiciera daño si la dejaba.

"Recuerdo muy bien que cuando mi padre se fue, mi madre, Betty Sue, intentó suicidarse por primera vez. Cada vez que la señora Amber decía llorando que no podía vivir sin mí, esa imagen de mis padres venía a mi mente".

Depp advirtió que la actriz había hablado de suicidio en un par de ocasiones, "así que eso también fue un factor. Eso también se quedó en el fondo de mi cerebro. Porque cuando salía a veces... Me detenía en el ascensor con los guardias de seguridad llorando y gritando: 'No puedo vivir sin ti. Voy a morir'. Pero había que salir".

Más tarde, Depp declaró que decidió pedir el divorcio tras la muerte de su madre. Alegó que llamó a Heard para compartir su decisión y le dijo: "He tomado una decisión y creo que es lo mejor. Voy a pedir el divorcio".

Qué fuerte todo...