'La última tentación'

Jesús ('La isla de las tentaciones') sufre un robo extraño y fetichista

En uno de sus viajes a Madrid

No te imaginas qué ha sido.

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

La reacción de Jesús al robo que ha sufrido durante una visita a Madrid ha sido lo más normal del mundo teniendo en cuenta la situación que ha vivido. Pistas para saber de qué estamos hablando: no le han 'mangado' ni la cartera, ni el móvil. Y mucho menos la maleta.

'La última tentación' se está centrando sobre todo en las infidelidades de Isaac Torres a Lucía, pero hay otros aspectos que se merecen un minuto de tu atención. Aunque sean 30 segundillos. En este caso lo que te queremos contar es lo que le pasó a Jesús, el exnovio de Marina (y puede que su actual pareja). 

El sevillano ha contado todo lo sucedido a través de sus redes sociales. Lo hizo porque está enfadado e indignado. Y es que en las últimas horas sufrió un robo en su coche, pero ojo porque no ha sido un robo cualquiera. Se han llevado el volante del mismo y para sacarlo han tenido que romper una de las ventanas del vehículo. Una faena de las buenas. De las que te estropea el día, la semana y hasta el mes.

Sin volante

Fue en los stories de Instagram que Jesús decidió desahogarse. "Llego a Madrid, había quedado con Christian y con Raúl Fernández, que es piloto de motor. Cuando voy a coger el coche... Me doy cuenta de que me han roto una ventanilla y me han robado el volante señores, el volante. Mira, si estás viendo esto métete el volante por el c***, vaya persona maleducada, qué poco civismo hay. ¿Tú crees que vas a robar un volante? Vete al car****, hombre", dice Jesús en un Instagram story. Está molesto, pero es que algo de razón tiene, ¿no crees?

El relato no es lo único compartido por Jesús en la red de la camarita. Hay más, ya que los restantes stories enseñan el coche con la ventanilla rota y el mismo sin el volante. Un cuadro, pero espérate porque el de Sevilla también ha aprovechado el momento para dar su opinión sobre Isaac Torres.

Como sabes, Lobo ha participado ayer en 'El debate de la última tentación' y lo que Jesús tenía que decir no era para nada simpático: "Deja de hablar de mí y vete a la residencia a vender paraguas", le soltó.