GTRES

Jennifer Lopez y Ben Aflleck se casan, pero no hay boda a la vista

El anillo pa' ya y el bodorrio...

Ah, vale. 

CUORE.ES -

Ha pasado nada y menos desde que saltara la noticia del compromiso matrimonial de Jennifer Lopez (52) y Ben Affleck (49), el segundo que se produce en su dilatada trayectoria compartida. Los dos enamorados hicieron oficial unos planes con los que ya se venía rumoreando desde hace meses, pero fuentes de su entorno aseguran ahora que ese proyecto nupcial no se dará precisamente a corto plazo. ¿Pero entonces a qué esperan? 

"No hablan de boda todavía, aunque ese es su deseo para el futuro", ha señalado un informante en conversación con la revista People, antes de añadir que la diva de la música, eso sí, está encantada con la bonita joya que luce ya en su dedo anular. "No puede dejar de mirar el anillo", ha apuntado. Normal... 

"Es un hermoso resultado que esto haya sucedido de esta manera en este momento de nuestras vidas donde realmente podemos apreciarnos, celebrarnos y respetarnos mutuamente", ha dicho la cantante a la revista People. 

"Siempre lo hicimos, pero tenemos aún más aprecio porque sabemos que la vida puede llevarte en diferentes direcciones. Hemos estado en el juego de estar a la vista del público el tiempo suficiente para saber quiénes somos como personas y qué es lo que realmente importa y qué no importa. Tenemos hijos y nos respetamos unos a otros... Realmente vivimos nuestra vida de una manera de la que podemos estar orgullosos y nuestros hijos pueden estar orgullosos de nosotros. Simplemente estamos operando desde un lugar de amor y respeto por todos en nuestras vidas y eso es muy importante para nosotros. Sabemos cuál es la verdad y la consideramos sagrada".

Al margen del marco temporal en el que pasen por el altar, lo cierto es que el mero anuncio del compromiso habría revitalizado la ya idílica relación que viven los dos actores desde principios del año pasado 2021, un noviazgo que viene a dar continuidad a la dramática historia de amor que ambos protagonizaron en la década de los 2000.

En esa época, Jennifer y Ben también dejaron claro su deseo de casarse, pero terminaron anulándolo a cuenta del escrutinio mediático excesivo al que se encontraban sometidos por entonces.

"Es muy adorable verles juntos estos días, son una pareja muy unida. Jennifer es especialmente feliz cuando está con Ben", ha revelado el mismo confidente.

Fue TMZ quien daba la voz de alarma sobre la posible boda cuando pillaron a la actriz de compras y con un anillo que parecía de compromiso. Vamos, que estaban prometidos

¡Qué ganazas de boda!