Kevin Winter / GETTY

Jamie Lynn Spears y su 'call me, maybe' a Britney Spears

Quiere terminar con el drama

Después de que Britney Spears haya dicho públicamente que toda su familia, incluyendo Jamie, nunca se ha preocupado por ella, ahora su hermana quiere reconciliarse, pero en privado.

MARIA JIMENEZ | CUORE.ES -

Tras años de lucha por recuperar su libertad, la justicia ponía fin el año pasado a la tutela legal de Britney Spears (40) y la convertía, después de mucho tiempo, en una mujer libre. Era entonces cuando la cantante entraba en una espiral de posts en Instagram contando todo el sufrimiento que había pasado y lo mucho que su familia le había hecho pasar. Un calvario, vaya. Una situación que durante años vimos todos públicamente, pero que solo la justicia podía parar. 

Tras varios documentales y una lucha legal encarnizada, Britney Spears era libre y decidía contar la verdad de todo lo que había estado pasando. Mientras que primero les cantó las cuarenta a su madre y a su padre, su hermana, Jamie Lynn no se quedó atrás. 

Nada hacía sospechar que la relación entre ambas se había deteriorado (en verano, sin ir más lejos, la estrella de la música envió varios juguetes a sus sobrinas) hasta que en octubre de 2021 Britney aseguró en Instagram que tanto su madre como su hermana se quedaron de brazos cruzados mientras los responsables de velar supuestamente por su bienestar la convertían virtualmente en una prisionera aprovechando que había perdido el control sobre su vida y su carrera. Esto fue muy fuerte. Pero más fuerte todavía es que a principios de enero Britney le hiciese unfollow en Instagram a su hermana. 

Total que ahora Jamie Lynn ha hecho un llamamiento público a Britney: "Britney, simplemente llámame. He intentando ponerme en contacto contigo directamente muchas veces para poder hablar de esto en privado, como deberían hacer las hermanas, pero tú sigues eligiendo hablar de esto en plataformas públicas. Mientras tanto, por favor, para de decir que yo no he estado ahí para ti y que me invento cosas. No me importaría compartir las veces que he estado ahí, te he llamado y te he apoyado e intentado ayudarte. Esto es vergonzoso y tiene que parar. Te quiero". 

Pues sí, puede que quiera a su hermana pero le acaba de cantar las cuarenta públicamente en Instagram y bueno, eso es precisamente lo que le pide a la cantante que no haga. ¿Este drama terminará algún día? No lo sabemos, pero si algo sí sabemos es que parece que Britney está cada día más segura de sí misma y empieza a ver la luz al final de un túnel de represión. 

Lo dicho, a esta polémica aún le queda cuerda para rato, seguiremos informando.